Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La niebla dificultó el tráfico en el regreso del puente de la Inmaculada

A pesar de su accidentado comienzo y de la niebla que cubrió ayer la Península, el regreso de los automovilistas en el puente de la Inmaculada se desarrolló con relativa fluidez. Hubo atascos a la entrada de las principales ciudades, y dos puertos de montaña, en Granada y Guadalajara, permanecieron cerrados. Pero la indignación por el monumental colapso que dejó a miles de ciudadanos bloqueados en sus coches la semana pasada aún colea. IU pedirá al jefe del Gobierno que explique en el Congreso las medidas que tomó Protección Civil para paliar el caos causado por el temporal.

Un total de 34 personas perdieron la vida en los 32 accidentes con víctimas mortales registrados entre las tres de la tarde del viernes, momento en que se puso en marcha el dispositivo especial organizado por Tráfico para estos días festivos, y las ocho de la tarde de ayer. Hubo además 16 heridos graves y 19 leves. En este cómputo no se incluye un grave accidente ocurrido pasadas las ocho de la tarde de ayer en Cadavedo, en el municipio asturiano de Valdés, en el que se vieron involucrados cinco vehículos y murieron dos personas -madre e hija- y resultaron heridas otras 13, cinco de ellas de gravedad, informa Javier Cuartas.La Dirección General de Tráfico volvió a hacer ayer un llamamiento a los conductores para que extremaran la precaución en las carreteras del interior de la Península a causa de las intensas nieblas, que se generalizaron durante toda la jornada. Además, durante la noche del domingo y gran parte del día de ayer, la provincia de Guadalajara permaneció en alerta debido al fenómeno conocido como "precipitación engelante", un fenómeno meteorológico que provoca que la lluvia se convierta instantáneamente en hielo en contacto con el suelo muy frío. Durante la madrugada del sábado, los servicios de carreteras del Ministerio de Fomento esparcieron sal en las principales carreteras de la provincia, entre ellas la N II (Madrid-Barcelona).

A última hora de la tarde de ayer, la situación en la carreteras de Castilla-La Mancha, la comunidad más afectada los días anteriores por el caos circulatorio, era de normalidad, aunque había áreas de escasa visibilidad a causa de la niebla. En toda la Península había dos puertos de montaña cerrados -el de Veleta, en Granada, y el de La Quesera, en Guadalajara-, y en otros seis, situados en las provincias de León y Navarra, era necesario el uso de cadenas. Había tramos con hielo en carreteras de León, Zaragoza, Toledo, Guadalajara y en Cuenca capital.

Atascos en Madrid

Las mayores retenciones se produjeron en los accesos a Madrid, Valencia y Barcelona. En Madrid, los atascos afectaron sobre todo a la N-II, con retenciones de hasta 12 kilómetros a la altura de San Fernando de Henares (en dirección a la capital), y en la carretera de Extremadura (N-V), donde el atasco, situado junto a Navalcarnero, alcanzó los 17 kilómetros. Otros puntos colapsados fueron la carretera de Burgos (N-I), a su paso por Lozoyuela, y la carretera de Valencia (N-III), junto a Arganda del Rey. Según la Dirección General de Tráfico, los puntos con niebla más intensa se registraron en Guadarrama (N-VI), Fuentidueña del Tajo (N-III), La Cabrera (N-I) y al sur de la M-40.Durante el domingo y el lunes, Tráfico hizo un especial esfuerzo en recomendar a los conductores precaución a la hora de circular, en un intento de que no se repitiera la caótica situación provocada la semana pasada por la nevada y que la oposición, las asociaciones de automovilistas y los propios afectados por el bloqueo achacan a la falta de información y de iniciativa de la Administración.

IU tiene previsto preguntar al presidente del Gobierno, mañana en el Congreso, en la sesión de control del Ejecutivo, por la eficiencia y coordinación de los servicios de Protección Civil durante el temporal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de diciembre de 1997

Más información

  • 34 muertos en la carretera en los días festivos