Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La FIFA decidirá hoy los cabezas de serie y los criterios para el sorteo del Mundial de fútbol

ENVIADO ESPECIALNo será lo mismo para España jugar la primera fase del Mundial en un grupo junto a, por ejemplo, Brasil, Holanda y un equipo asiático, que hacerlo como cabeza de serie frente a otro equipo europeo, Noruega, por ejemplo, uno asiático y otro de la Concacaf. Son ejemplos extremos, pero posibles, que indican la importancia de la reunión que mantendrá hoy en Marsella la comisión de organización de la FIFA. Dos días antes del sorteo, a puerta cerrada y sometida a una soterrada lucha de influencias, el organismo presidido por Joâo Havelange decidirá las probabilidades de éxito de las selecciones en el Mundial francés. Esto es, decidirá los cabezas de serie.

España espera confiada la designación de hoy. La federación cuenta en principio con la palabra de Havelange. Confía en que su promesa de hacer de España -tercer país en la clasificación de la FIFA- una de las ocho cabezas de serie. La reunión se resolverá con una solución de compromiso y una fórmula matemática. El Comité Organizador de la FIFA propondrá hoy el siguiente: valdrá en un 50% el puesto FIFA y en otro 50% la actuación de cada país en los tres últimos mundiales (con un coeficiente de ponderación de 1 para el de 1986, 2 para el de 1990 y 3 para el de 1994). Según cálculos elaborados por la agencia France Press, los ocho cabezas de serie serían Brasil, Francia, Italia, Alemania, Argentina, España, Rumania y Holanda. Ese cálculo perjudica los intereses de Inglaterra y Bélgica y, por supuesto, la entrada de un país africano. Los pasillos del palacio del Pharo, lugar de la reunión matinal de hoy, serán un hervidero.Brasil, actual campeón y selección más laureada -cuatro títulos-, es un cabeza de serie indiscutible. Encabezará el grupo A y jugará el partido inaugural en Saint Denis y, después, en Nantes y Marsella. Francia, como país organizador, dirigirá el grupo C, con partidos en Marsella, Saint Denis y Lyón. Alemania e Italia también cuentan con la seguridad de ser cabezas de serie, pero pugnan por ser encuadrados en el grupo E, con partidos en Marsella, París y Saint Etienne. Argentina, bicampeón y asiduo a las fases finales, será el quinto. La sexta plaza sería para España, que, como todos los cabezas de serie, jugaría un partido en París -de ahí la elección de un hotel en Chantilly, en cerca de la capital francesa-, y los otros en Burdeos y Toulouse.

Las dos otras plazas son la manzana de la discordia. Havelange ha adelantado que le gustaría que África contara con un cabeza de serie, preferentemente Nigeria -campeón olímpico-

Rumania, Bélgica, Holanda e Inglaterra, cuatro pesos pesados del fútbol, han esgrimido argumentos que justificarían su elección como cabezas de serie. A los dos primeros les beneficiaría que se tuvieran en consideración los dos últimos Mundiales; los otros se decantan por la clasificación FIFA. Sin embargo, todo se resolverá según su capacidad de negociación y de maniobra en el legante palacio del Pharo.

Bajo el mistral y en una Marsella que respira política futbolística por los cuatro costados. No en vano fue el trampolín de Bernard Tapie.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de diciembre de 1997

Más información

  • España recibió garantías para encabezar un grupo en Francia 98