Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL

La 'nevera' está enchufada

Pérez Burruil, el árbitro del Oviedo -Barcelona, puede ser el primero en tener descanso

Un propietario de un comercio, de colchones de Maliaño, en las proximidades de Santander, que mata su afición futbolística. con el arbitraje, cuenta con todas las cartas para ser el colegiado de Primera División que esta temporada estrene la "nevera" [sistema por el que a un árbitro se le da descanso]. Se trata de Alfonso Pérez Burrull, árbitro al que en sus dos últimas actuaciones no le ha abandonado la polémica. El sábado pasado, tras seis actuaciones en Primera División, se le ocurrió pitar el primer penalti de su carrera entre los grandes, en el Oviedo-Barcelona, y saltó el escándalo.

Ha sido la puntilla para este árbitro, recién ascendido a Primera División. Alfonso Pérez Burrull dejó ya entreabierta la puerta de la "nevera" en su actuación anterior, hace dos semanas. En el último minuto del Atlético de Madrid-Salamanca no señaló un penalti a Kiko con empate a uno. El colegiado estimó que el jugador le engañó y le mostró la tarjeta amarilla, la segunda del partido, y al mismo tiempo, por consiguiente, el camino de los vestuarios.

El presidente del Atlético, Jesús Gil, le acusó de ser paisano del "jefe" de los árbitros, Victoriano Sánchez Arminio. "Vamos, que ahora incluso ni se va a permitir el paisanaje en el mundo arbitral. Tampoco han descubierto nada del otro mundo. ¿Es que mientras esté este presidente no puede haber ningún arbitro cántabro en Primera División?", se cuestionaron en el Comité Nacional.

"El fútbol es así. En un partido hay 12.000 Jugadas y se ven de mil formas", es lo que explicó Pérez Burrull a sus amigos. Son sus únicos interlocutores. Se niega a hacer declaraciones a los medios informativos. "Tenemos prohibido hablar de los partidos con los periodistas", es el recurso de los colegiados cuando cuesta explicar lo acontecido sobre el terreno de juego."¡Qué difícil es arbitrar! Si se tratara de un Villarreal -Elche no pasaría nada, no habría este follón", es la queja en la que coincidieron Pérez Burrull y sus dos ayudantes mientras en la noche del sábado hacían el regreso de Oviedo a Santander.El colegiado esperó a la noche del domingo a ver las imágenes del partido en la televisión, según explicaron sus amigos. "No pasa nada si llega el descanso", es el comentario que le han oído sus amigos.

Victoriano Sánchez Arminio tiene pensado hablar hoy con su paisano Pérez Burrull. En el Comité Nacional de Árbitros indicaron que ahora pasar por la nevera puede ser más complicado. El ordenador tiene designados desde principio de temporada los árbitros de todos los partidos, pero también hay suplentes. No es la primera vez que un árbitro pasa por la "nevera" con el ordenador en funcionamiento.

Clamor azulgrana

La plantilla del Barcelona fue ayer un clamor contra el árbitro. El brasileño Rivaldo se quejó: "Yo fallé un penalti, como lo puede errar cualquier jugador, pero el colegiado falló los 90 minutos. Descontroló al equipo con el penalti que nos señaló. Debería actuar con equipos pequeños para adquirir experiencia". El portugués Couto señaló: "Espero que aprenda de sus errores al igual que nosotros debemos aprender de los nuestros, aunque confío que sea la primera y última vez que este colegiado pita al Barça". Hasta Guardiola, el capitán, un tipo muy comedido, expuso su contrariedad con Pérez Burrull: "La del sábado en Oviedo es la expulsión más injusta que he sufrido en mi vida".Un hermano del árbitro tampoco se escapa de los palos. Su nombre empieza también por la letra A. Se llama Antonio y hasta su teléfono no ha sido difícil llegar a través del servicio de información de Telefónica. "Resulta", cuentan sus familiares, "que las amenazas y los anónimos han saturado el contestador automático del hermano", jugador del Comillas, equipo de la Tercera División del grupo de Cantabria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de noviembre de 1997