Entrevista:

"Más de la mitad de las parejas madrileñas se separa por acuerdo"

Luis Zarraluqui (Madrid, 1934) lleva el Derecho en la sangre: en su despacho de abogado tiene colgadas seis togas (las dos de su bisabuelo y abuelo maternos, la de su padre, la suya y las de sus dos hijos). "Comencé la carrera de Derecho en la Complutense y a la vez trabajaba en el despacho de mi padre cuenta este abogado que, tras más de 40 años de ejercicio profesional a sus espaldas, es especialista en Derecho de Fa milia. Zarraluqui ha sido con sejero general de la Abogacía Española, secreta rio del Colegio de Abogados de Madrid y, en la actualidad, preside la Asociación Española de Abogados de Familia. En estos momentos anda más atareado porque acaba de tomar la dirección del primer master en Derecho de Familia que se puede cursar en Madrid.Pregunta. Cada día es mayor el número de separaciones.

Respuesta. La gente hoy se separa o se divorcia más porque no está dispuesta a mantenerse en una unión mala, cosa que sí hacían nuestros padres o abuelos.

P. En general, ¿tras cuántos años de matrimonio la gente que se separa lo hace?

R. Hoy no se puede generalizar en este asunto. Antes se decía que la crisis del matrimonio llegaba entre los, cinco y siete años de casados. Ahora, esa teoría se ha roto.

P. ¿Por qué?

R. Porque ahora ya no se puede hablar de tiempos. A mi despacho llegan desde matrimonios jóvenes que tras vivir una larga unión de hecho deciden casarse y se separan al año, hasta las separaciones de jubilados que llevan casados 40 años y se dan cuenta de que no se aguantan el día en que el señor deja de trabajar y está en casa todo el tiempo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

P. ¿Cómo es el divorcio a la madrileña?

R. Un dato curioso, y que además dice mucho a favor de esta ciudad, es que más de la mitad de los madrileños que se separan lo hace de mutuo acuerdo. Las estadísticas así lo establecen

P. Por otro lado, ¿en qué condiciones se encuentran los juzgados de familia de esta ciudad?

R. La peculiaridad se encuentra en los juzgados de la periferia. Las personas que viven en el casco urbano suelen resolver sus problemas en unos juzgados de familia especializados; pero aquellos que viven fuera del centro se ven sometidos a situaciones mucho más complicadas, porque sus pleitos los llevan unos juzgados que tratan otras materias, a las que suelen dar preferencia.

P. ¿Puede darnos un ejemplo?

R. Por ejemplo, puede ocurrir que una pareja esté citada una mañana para comparecer en un juzgado de Pozuelo, y de repente se les anuncia que tienen que volver otro día porque el juez se ha ido a levantar un cadáver en un accidente que acaba de ocurrir en la carretera de La Coruña.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS