Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

SANTA CLAUS MADRILEÑO

Sinter Klaas, personaje a caballo entre las creencias católicas y los dioses germánicos prerromanos, encargado de repartir los regalos navideños a los niños en Holanda, llegó, como manda la tradición anual, desde España a bordo de su barco. La leyenda, que convierte mágicamente a san Nicolás, el arzobispo de Mirra (Turquía) que vivió en los últimos días del Imperio Romano, en ciudadano madrileño, ha logrado que España sea el país más conocido entre los niños holandeses. El alcalde de La Haya, Wim Deetman, y por primera vez el embajador de España, José Pons, recibieron en el Ayuntamiento de la ciudad a Sinter Klaas, que durante 15 días, junto con sus servidores moros Zwirte y Piet, espiarán a los niños para comprobar si han sido lo suficientemente buenos para recibir los regalos el día 5 de diciembre. Más de un centenar de niños holandeses tuvieron la oportunidad de acudir a una fiesta en la embajada, donde recibieron naranjas -la fruta típica del santo- y un anticipo de los regalos enviados por la Asociación de Jugueteros de España.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de noviembre de 1997