Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Emilio Aragón, absuelto de la acusación de plagio presentada por José Frade

Emilio Aragón, acusado de plagio por el productor José Frade, ha sido absuelto por el titular del Juzgado de lo Penal número 26 de Madrid. La sentencia, conocida ayer, estima que no existe plagio entre la serie Médico de familia, protagonizada por Aragón, y Tres hijos para mí solo, original de Frade. Este interpuso una querella por entender que la telecomedia de Tele 5, que gira en torno a un padre viudo con tres hijos, estaba inspirada en su texto.

Frade acusó de un delito contra la propiedad intelectual al actor Emilio Aragón; a su padre, Emilio Aragón Bermúdez; a José Miguel Contreras, responsable de GECA, empresa que elaboró el argumento de Médico de familia, y a la productora Globo Media. Solicitó una indemnización de 468 millones de pesetas.El juez José Luis García Trujillano entiende que ha quedado probado que entre los 20 folios registrados por Frade, en los que narraba la trama de Tres hijos para mí solo, y el texto de GECA no hay plagio ya que ni siquiera existe ninguna similitud entre los argumentos. El juez afirma que la obra de Frade es "la historia de unos secuestros" y descarta las 18 famosas similitudes esgrimidas por la defensa del productor. Además del estado civil y el número de hijos del protagonista, Frade hizo referencia durante el juicio a que en las dos series se quemaban las tostadas del desayuno. La sentencia matiza que "es absolutamente casual que se quemen las tostadas, cosa perfectamente razonable en un ambiente de prisas".

Por ello, estima que no se ha aportado ninguna prueba de cargo y que lo único que podría existir es la similitud de la "idea germinal" de un viudo con tres hijos que coincide en ambas series. "Sin embargo, la coincidencia de ideas nunca podría dar lugar a plagio" ya que "la coincidencia de ideas universales no constituye ningún delito de plagio ni de violación de derechos de propiedad intelectual".

Los hechos se remontan a 1993, cuando Frade entregó en un hotel de Puerto Rico a Emilio Aragón Bermúdez el argumento de Tres hijos para mí solo. El juez sostiene que esos 20 folios que le remitió por fax y el texto que aportó junto a la querella no es el mismo que inscribió en el Registro de la Propiedad Intelectual, "existiendo entre ambos significantes diferencias". El juez pone de manifiesto su extrañeza por el hecho de que un productor (de cine), pensando en hacer una serie de televisión con pretensiones de alcanzar cierto éxito", no acuda a un equipo de profesionales para elaborar un guión, "sino que lo confeccione él mismo conjuntamente con su hijo y ayudándose para ello de la colaboración de sus hijas de corta edad".

Aragón, Tele 5 y Globo Media expresaron ayer su satisfacción. El actor afirmó que esperaba este veredicto desde hacía dos años, "los peores de mi vida". La productora anunció que está estudiando emprender acciones judiciales contra Frade por daños y perjuicios. Ni Frade ni su abogado, Luis Lerga, pudieron ayer ser localizados por este periódico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de noviembre de 1997

Más información

  • 'Médico de familia' estudia querellarse contra el productor