Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNA

El Madrid, favorito

Fiel a su juego. El Madrid debe aprovechar el factor campo y apoyarse en la perfecta sintonía existente con su afición. Tiene que sacar partido al momento de juego y de seguridad en sí mismo por el que atraviesa. Debe ser fiel a su sistema, no buscando tácticas novedosas y confiar en la solidez defensiva demostrada y en la capacidad goleadora de sus atacantes.Sin balón. Desde el principio debe presionar muy arriba. Obligar al Barça a jugar en largo. Los centrocampistas de las bandas tienen que ayudar a sus respectivos laterales para: que Figo o Rivaldo no puedan superarles en el uno contra uno. Tienen que impedir que De la Peña disponga de tiempo y espacio para realizar pases en profundidad. Raúl y el centrocampista del lado contrario al balón deben jugar más cerca de Redondo.

Con balón. El Madrid debe mantener la posesión del balón para llevar la iniciativa. Tiene que ampliar el campo. Conviene que inicie el juego desde atrás, alternando las salidas con Panucci o Roberto Carlos. Redondo tiene que tener más presencia en ataque. Los centrocampistas de fuera tiene que entrar a tocar para que puedan progresar los laterales. Raúl no debe jugar muy arriba, para no ahogar a los puntas y relacionarse más con el balón. Si los puntas tienen marcaje específico, deben llevar a sus marcadores a las bandas o a medio campo, para que Raúl aproveche esos espacios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de noviembre de 1997