¿El último anillo de los Bulls?

El viernes comienza la NBA y todo gira alrededor de Jordan

La NBA se dispone a comenzar una nueva temporada. Una vez más, cualquier comentario sobre el camino hacia el título pasa por la ciudad de Chicago y el nombre de Michael Jordan. ¿Habrá sexto anillo? ¿Podrá alguien parar a uno de los mitos de la historia de la NBA?.Este año parece el último año de alegría y celebración para el equipo de los años noventa. Los directivos del club han decidido que el entrenador Phil Jackson se marche a final de temporada, y Jordan ha dicho que cuando ese día llegue, se marchará junto a su entrenador y con ninguna posibilidad de retomar.

Jordan podría cambiar de opinión. A favor de esta tesis que manejan algunos observadores juegan dos factores: su gran espíritu competitivo y la disposición del propietario, Jerry Reisendorg, a pagar a su estrella un sueldo entre 40 y 45 millones de dólares para la temporada 1998-1999. Pero un hecho es totalmente cierto: los Bulls, tal y como les conocemos y admiramos, empiezan el próximo día 31 su último viaje a la gloria.

Más información

Los Bulls han vivido un gran viaje: cinco títulos en siete temporadas. Y podrían haber sido siete si Jordan no hubiera decidido probar fortuna en el béisbol. Los Bulls no pueden compararse a los Boston Celtics de finales de los años cincuenta y de principios de los sesenta -nueve títulos en 11 temporadas-, pero en el deporte de la era moderna es un logro inigualable. Probablemente nadie lo vuelva a conseguir jamás.

Esta temporada la cuestión se centra en saber si algún equipo será capaz de impedir a Jordan conseguir su sexto anillo, lo que le daría uno más que a Magic Johnson. A priori, la tarea de Jordan se presenta más complicada que nunca: la edad de los Bulls es muy elevada, Dennis Rodmnan, ha estado ausente durante toda la pretemporada -negociando su nuevo contrato- y Scottie. Pippen no estará al lado de Michael hasta finales de año.

Sin embargo, si Pippen puede recuperarse bien de su operación en el pie, asumiendo que Rodman no tenga excesivos problemas y pueda mantener su concentración lo suficiente como para seguir aportando su fuerza y su extraordinaria capacidad reboteadora, y en tanto que Jordan se disfrace de Jordan en tiempo de play off, los Bulls son los claros favoritos para repetir título.

"Chicago es superior al resto", reconoce George Karl, entrenador de los Seattle Supersonics. "Han demostrado que saben ganar, son muy sólidos como equipo y tienen gran seguridad en la victoria. Si algún equipo quiere retar a los Bulls, tendrá que subir su nivel de juego; no creo que Chicago baje el suyo".

Miami y Nueva York, en el Este, y Utah y Lakers, en el Oeste, pueden ser los aspirantes.

Miami es un equipo con posibilidades. Tendrá ausente, durante el primer trimestre de la temporada, a su mejor jugador: el pívot Alonzo Mourning, seriamente lesionado. Pero Pat Riley es un entrenador capaz de inculcar un espíritu victorioso a sus equipos -los Heat vencieron 61 partidos la temporada pasada- y Miami será una escuadra muy complicada de vencer.

Nueva York posee ingredientes suficientes para dar mucha guerra. Su entrenador Jeff van Gunday -un discípulo aventajado de Pat Riley- tiene a su disposición talento veterano en todas sus líneas y un jugador estelar -Pat Ewing- que necesita, a sus 35 años de edad, sentirse cerca de un título. Miami y Nueva York irán a una guerra civil del Atlántico -los jugadores de ambos equipos, se odian- en busca de la supremacía del Este.

Los Utah Jazz forzaron al Chicago a jugar seis partidos en las finales de la pasada temporada. Han sufrido un golpe, potencialmente demoledor, al perder a su base estrella John Stockton debido a una lesión de rodilla que, algunas fuentes señalan, podría ser terminal. Si Stockton retorna al equipo -y lo hace a su nivel de juego habitual-, los Jazz pueden optar al título con toda claridad.

Los Lakers tienen talento, una plantilla muy fuerte en todas sus líneas y una fuerza dominadora como Shaquille O'Neal. Shaq ha dicho que todo lo que no sea jugar la final frente a los Bulls será un fracaso para el equipo de Los Ángeles. "Para nosotros, el enemigo a batir son los Bulls. No me preocupan ni Utah, ni, Seattle, ni Houston. Si quieres ser el mejor, debes ganar a los mejores", O'Neal díxit.

Sin embargo, el mayor enemigo de los Lakers -Utah y Seattle, aparte- son los propios Lakers. El base titular Nick van Exel y el técnico Del Harris no se entienden en absoluto. Esa falta de conexión entre un entrenador y su álter ego en el campo suele resultar, casi siempre, letal para un equipo. En el fondo, el demonio más terrible que los Lakers deberán exorcizar será el de su propia inmadurez: Shaquille también lidera esta categoría.

El precio que las franquicias pagan por ese talento es cada vez más estratosférico. La pretemporada se vio animada por el contrato que Kevin Garnett (un alero que lleva sólo tres años en la Liga jugando con el Minnesota) firmó con los Timberwolves. Casi 17.000 millones de pesetas por seis temporadas, lo que convierte a Garnett en el jugador mejor pagado.

Shawn Kemp también ha rentabilizado su talento atlético con un nuevo contrato por siete temporadas y 15.000 millones de pesetas. Kemp, el quinto jugador de la NBA que ha firmado un contrato con un valor mínimo de 100 millones de dólares en los últimos 14 meses, ha obtenido este nuevo contrato de su nuevo equipo, los. Cleveland Cavaliers, pocas semanas después de ser traspasado procedente de los Seattle Supersonics.

Pero hay un horizonte oscuro para la NBA. La Liga y los propietarios de los equipos quieren reforzar el famoso tope salarial, una regla que tiene tantas excepciones y agujeros que ha quedado prácticamente inútil. De paso, quieren acabar con la moda de los contratos de 100 millones de dólares y planean imponer un cierre patronal con efectividad al 1 de julio de 1998. Como consecuencia, la huelga de jugadores será inmediata.

Afortunadamente, unos pocos días antes, se sabrá si Jordan y los Bulls habrán conseguido su sexto anillo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 29 de octubre de 1997.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50