Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CONGRESOS REGIONALES SOCIALISTAS.

La visita de González al congreso de Madrid ahonda las rencillas entre los dos bandos

Alcorcón
La estela del 34º Congreso del PSOE está llegando a todas las federaciones y rompiendo moldes. Cuando la. renovación del poder territorial termine, se habrá consumado la división entre lídres y candidatos electorales: sólo, dos secretarios regionales, Manuel Chaves (Andalucía) y Juan Carlos Rodríguez Ibarra (Extremadura), permanecen como cabezas de cartel para sus comicios autonómicos; y 13 comunidades no lo tienen todavía. En Galicia, además, la reciente derrota en las urnas, incluso ante el Bloque Nacionalista Galego, ha disparado la contestación interna, hasta ahora minoritaria, contra Francisco Vázquez.

El congreso de la Federación Socialista Madrileña, que se celebra en Alcorcón, tuvo ayer la visita inesperada del ex secretario general del PSOE Felipe González, diputado por Madrid. La llegada de González, que mantuvo una reunión con Jaime Lissavetzky, que encabeza el sector renovador, levantó suspicacias en el bando aglutinado en tomo al actual presidente de la FSM, José Acosta.

Los renovadores aseguran que Acosta fue invitado a la reunión, pero éste lo negó.

González mantuvo en todo momento una actitud distendida. Al escuchar que el presidente madrileño, Alberto Ruiz Gallardón, había hecho votos por la unidad de los socialistas, comentó: "Alberto, el pobre, con lo mal que lo pasa con su jefe se dedica a dar consejos".

Mientras, el enfrentamiento entre acostistas y renovadores desembocaba en la presentación de dos listas para la dirección. La ex ministra Cristina Alberdi, diputada por Málaga, fue propuesta como presidenta por el sector renovador con Lissavetzky como secretario general, cargo que ha ocupado hasta ahora. Lissavetzky ofreció a los acostistas negociar algunos puestos. Estos últimos iban a presentar su lista con Juan Barranco como presidente y Acosta como secretario general.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 26 de octubre de 1997