Atasco, kilométrico, en la M-40 tras el atropello de dos guardias civiles

La carretera de circunvalación M-40 sufrió ayer un atasco de ocho kilómetros tras la persecución que se produjo entre agentes de la Guardia Civil y un turismo presuntamente robado.

Los hechos ocurrieron sobre las 20.30 en el kilómetro 21,200 de la M-40, junto al denominado nudo supersur y a la bifurcación de la N-IV, carretera de Andalucía, cuando dos motoristas del instituto armado fueron atropellados por el conductor de un vehículo Volvo 744 que se dio a la fuga.

Al final pudo ser detenido. Los dos policías resultaron heridos leves. El accidente colapsó la carretera y produjo retenciones que llegaron hasta el desvío de la N-III, autovía de Andalucía, en sentido sur. Los automovilistas de los carriles contrarios sufrieron paros de hasta cuatro kilómetros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de octubre de 1997.

Lo más visto en...

Top 50