Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lopera anuncia la construcción de un nuevo estadio para el Betis

El presidente del Betis, Manuel Ruiz de Lopera, firmó ayer por la noche con el arquitecto Antonio González Cordón el contrato de acuerdo para la redacción del proyecto y dirección de obras de un nuevo estadio para el club verdiblanco. La construcción tendra un presupuesto mínimo de 7.000 millones de pesetas y un aforo de 65.000 espectadores sentados. La instalación se levantará en el mismo terreno del Benito Villamarín,. "Este es un momento histórico del beticismo", aseguró el mandatario verdiblanco, que definió a la obra "como un verdadero coliseo". El arquitecto aseguró, después de recibir de manos de Lopera el primer talón por valor de 21,0 millones de pesetas, que realizará la obra con la "emoción de un principiante". "Iremos hasta los límites de la parcela; hasta las aceras porque no existe normativa urbanística que lo impida en espacios para uso deportivo", explicó González Cordón, que se comprometió así a "cumplir muy de cerca" el deseo del consejo de administración del Betis, solicitante del proyecto, de hacer un escenario para este número de espectadores. Lopera y González Cordón firmaron el contrato del proyecto, que según sus cálculos estará plenamente concluido dentro de tres años, con la instalación de la cubierta. "Tenemos la licencia de derribo del Colegio de Arquitectos y de la Gerencia Municipal de Urbanismo para empezar las obras mañana mismo", aseguró Lopera.

Sin embargo, explicó que éstas empezarán el próximo 13 de abril, un día después del último partido de Liga del Betis en casa, con el derribo del gol norte. "70 días más tarde, se derribará el fondo". Así, el estadio naciente verá su primera cara hacia el sector de La Palmera. " No es una remodelación. Aquí no. va a quedar ni una piedra. Todo sera nuevo prometió el presidente verdiblanco.

González Cordón explicó que el estadio será "compacto". "No es un estadio vertical", sino un espacio donde habrá "una mística del espectáculo, los espectadores estarán muy cerca de los jugadores, casi podrán darles la mano", aseguró el arquitecto, que se comprometió a hacer "uno de los mejores estadios de Europa". "Pido a Dios que me deje vivir para hacer el campo", deseó Lopera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de octubre de 1997

Más información

  • 7.000 millones y 65.000 espectadores