GENTE

LISTO LAZARILLO

Un ciego que había mordido a su perro mientras estaba borracho ha sido privado del animal por la justicia británica durante dos años. Charles Dubois, de 33 anos, había mordido a su perro lazarillo varias veces en la oreja y en el morro, después de haber bebido alcohol y haber tomado unos medicamentos prescritos por su dentista, según el diario Daily Telegraph. Una cámara de vigilancia instalada en la calle le sorprendió en flagrante delito. En el juicio en primera instancia, el ciego había sido condenado a 400 libras (96.000 pesetas) de multa y a no poder volver a tener un perro jamás. El tribunal de apelación redujo ahora la prohibición a dos años. Brian McConnachie, el abogado de Dubois, alegó que se trataba de "un incidente aislado" y explicó que el perro se negaba a obedecer a su cliente porque no andaba derecho-

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS