Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:

Algo de que hablar

22.00 / ComediaEE UU, 1996. Dir.: Lasse Hallström. Int.: Julia Roberts, Robert Duvall.De repente, el tranquilo ecosistema familiar a lomos de las buenas costum bres, la prosperidad económica y otras causas de la hipocresía se quiebra por culpa de un marido infiel. Roberts descubre que además de críar caballos (ése es el negocio familiar) se encuentra desde hace tiempo, y de forma inadver tida, alimentando a un marido con una acusada debilidad por la impostura. De esta forma, en tonos relajados, el director de Mi vida como un perro o ¿A quién ama Gilbert Grape? confecciona un simpático alarde sostenido por unas intensas interpretaciones. Los problemas corren a cargo de un guión fuera de foco con una ligera afición a la anécdota. Los episodios más brillantes, por su parte, vienen firmados por una galería de secundarios en verdad insustituible. Tanto los veteranos Duvall y Rowlands como lajoven Sedgwick hilvanan unas interpretaciones de las soberbias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de octubre de 1997