Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

"Madrid peca de un cierto exceso de europeísmo"

Pocos asuntos desencadenan tantos tópicos, ejercicios retóricos de falsa modestia y alambicados brindis al sol como un premio. Goyo González, de 35 años, acaba de recibir uno y, sin dudarlo, orgulloso se abandona al ritual para encadenar un "esto es un estímulo" con "la labor de equipo es fundamental", a la vez que dice aquello de "lo importante es seguir trabajando". Todo ello para resumir el significado de la Antena de Plata que acaba de recibir por su labor de presentador durante las dos últimas temporadas en la revista matinal Hoy por hoy Madrid de la SER. Eso sí, suena sincero. Junto a él, Víctor Arribas (Onda Cero), Constantino Mediavilla (Onda Madrid), María Luisa Moreno (RNE), Radio Antena Boreal, Teresa Castanedo (Telemadrid), Ángel Urreiztieta (el año pasado director del centro territorial de TVE en Madrid) y el programa Madrid directo (Telemadrid) han sido reconocidos de la misma manera con un galardón que entrega la Asociación de Profesionales de Radio y Televisión en su cuarta convocatoria.Pregunta. ¿Radio o televisión?

Respuesta. Me considero, sobre todo, un hombre de radio. Empecé a trabajar en la SER y soy consciente de que mi sitio está aquí. El prestigio lo da la radio, donde las carreras son más lentas, pero seguras. La popularidad que otorga la televisión está sujeta a demasiados accidentes.

P. ¿Se arrepiente acaso de algo de lo que ha hecho en televisión?

R. Para nada. Pese a las críticas feroces que pude recibir en la primera etapa de Uno para todas [programa de Telecinco en el que hacía de presentador], uno acaba dándose cuenta de que de todo se aprende. En aquel programa improvisaba delante de nueve cámaras durante dos horas. Una experiencia en verdad extenuante y que exigía muchísimo.

P. Su programa de radio hereda la franja horaria que ocupaba Pepe Domingo Castaño.

R. Sí y eso es un orgullo, a la vez que una responsabilidad grandísima. He crecido escuchando a este hombre desde que era un adolescente.

P. ¿Cómo se ve Madrid desde su radio?

R. Madrid es capaz de lo mejor y de lo peor. Yo, que soy madrileño por los cuatro costados, mis padres proceden de Lavapiés y de Chamberí, mantengo con la ciudad lW única relación que se puede tener: de amor y odio, pero muy intensos.

P. ¿Cuáles son las asignaturas pendientes de la urbe?

R. Los problemas urbanísticos sin duda y, en otro orden de cosas, desarrollar mayor concienciación ciudadana y tolerancia ante el racismo.

P. ¿Echa algo de menos en la ciudad?

R. Creo que cada vez es menos alegre. Pecamos de un cierto exceso de europeísmo. Quizá estemos perdiendo nuestra profunda esencia mediterránea.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de octubre de 1997

Más información

  • GOYO GONZÁLEZ PROFESIONAL RADIOFÓNICO