Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nueva condena contra el abogado que se quedó dinero de sus clientes

Al abogado Pedro Antonio Montero Marín se le acumulan los problemas con la justicia. En apenas un año ha recibido tres severas condenas por apropiación indebida, falsedad y negligencia. Lo más probable es que acabe en la cárcel, según fuentes judiciales. La última condena, que data del pasado julio, se la ha impuesto el Juzgado de lo Penal 27 de Madrid. Cuatro meses de cárcel por apropiación indebida. O lo que es igual, por quedarse casi un millón de pesetas de unos clientes suyos.

Los clientes encomendaron al letrado que ¿obrase el importe final de la venta de una nave industrial de Fuenlabrada. En total, 840.000 pesetas. Montero Marín, según la sentencia, consiguió cobrar el dinero, pero se lo quedó para él.Luego, según la sentencia, simuló ante sus clientes que los deudores seguían sin pagar, e incluso presentó contra ellos una demanda para dar credibilidad a su versión de que la deuda seguía impagada. Más tarde, cuando los clientes supieron que les estaba mintiendo y decidieron denunciarle por apropiación indebida, el letrado confeccionó unas extrañas cartas que supuestamente le habían remitido sus clientes. Y en las que éstos le decían que se podía quedar el dinero de la deuda.

La juez considera que Montero Marín ha actuado en este caso con absoluta "mala fe", por lo que ha ordenado que se envíen esas cartas a otro juzgado para que se investigue si cometió, además, otro delito de falsedad. Pues las firmas que figuran en ellas fueron analizadas, a propuesta del abogado de los clientes timados, por peritos grafológicos, y se han revelado falsas. "La mendacidad de tales documentos es evidente", según la sentencia del Juzgado de lo Penal 27 de Madrid.

La juez tilda de "mezquina" la actuación de Montero Marín. Y lo razona: "Tras recibir unas cantidades en metálico [de los deudores] para transferirlas a terceros [a sus clientes] se las quedó para sí y ocultó la existencia del pago". Y, además, agrega la juez, "fue capaz de aportar documentos mendaces" para eludir su responsabilidad.

Antecedentes

Montero Marín tendrá que devolver el dinero del que se ha apropiado, pagar las costas del proceso y, además, abonar la minuta del abogado de la acusación particular, Pedro A. de Blas. La juez ha puesto los hechos en conocimiento del Colegio de Abogados de Madrid para que adopte las medidas disciplinarias oportunas.

La penúltima condena contra este letrado se produjo el pasado abril. Fue de seis años de cárcel por un delito continuado de falsedad y otro de apropiación indebida.

Según esa sentencia, "traicionó" la confianza de un cliente que le había entregado unos talones, los falsificó y se quedó parte del dinero, unos 10 millones de pesetas. También se apropió del dinero que le fue facilitado para pagar a unos trabajadores que habían sido despedidos.

Este abogado tiene otra condena, la tercera, por negligencia profesional en relación con la defensa de 13 vecinos de un inmueble de Fuenlabrada situado en el número 54 de la calle de Lima. Estas 13 familias hallaron defectos en la construcción de sus casas y acudieron a Montero Marín. Este les aconsejó que ingresaran las letras de la compra de sus casas en una cuenta común mientras pleiteaban con la constructora. El abogado, sin embargo, no depositó el dinero en el juzgado. El caso se enredó y comenzaron a llegar órdenes de desalojo por impago de las letras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de octubre de 1997

Más información

  • Una juez pide al Colegio de Abogados que actúe contra Montero