Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ribó emplaza a los anguitistas a que acepten lo que decidan las bases

Rafael Ribó, presidente de Iniciativa per Catalunya (IC), emplazó ayer públicamente a los críticos del colectivo anguitista de su partido a que declaren de forma solemne que aceptan las decisiones democráticas que adopten las bases, como condición imprescindible para seguir conversando con ellos. La víspera, el colectivo rojo-verde-violeta, que agrupa a los anguitistas de IC, había reclamado acceso a todas las organizaciones para explicar sus posiciones discrepantes con la dirección de IC.La dirección de IC considera que los críticos quedarán desacreditados si no asumen ese compromiso. En realidad, subrayaron Ribó y Jordi Guillot, el colectivo anguitista ya tiene una tradición de no respetar los acuerdos de las bases.

La crisis de IU registró ayer en Zaragoza un nuevo capítulo. Según informa Concha Montserrat, la secretaria general de Nueva Izquierda, Mercedes Gallizo, anunció la impugnación de la próxima asamblea federal y el consejo político celebrado el sábado en Zaragoza. Gallizo denunció que había "asambleas paralelas a partir de un proceso viciado en el que la corriente minoritaria no tiene acceso a nada". Puso como ejemplo que en Huesca, donde hay mayoría de Nueva Izquierda, el 100% de los representantes son del PCE".

Mientras tanto, Cristina Almeida, presidenta de Nueva Izquierda, hacía ayer un llamamiento para realizar un último esfuerzo en el diálogo. "Estamos", dijo, "llamados a entendernos" y pidió a la dirección de lU "una mayor responsabilidad para evitar el desastre de una ruptura".

Diego López Garrido, secretario federal de Nueva Izquierda, se refirió al poder del PCE para imponerse en IU. En su opinión, el registro de las siglas en todo el territorio nacional busca hacer de IU "una sigla formal que encubra a la cúpula del PCE".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 8 de septiembre de 1997