Acuerdo extrajudicial de Philips y Grundig

El consorcio holandés Philips y su empresa filial alemana Grundig AG llegaron ayer a un acuerdo extrajudicial, tras largos meses de enfrentamientos, para tratar de salvar la firma alemana. Philips se hará cargo de la deuda de Grundig de 400 millones de marcos (33.900 millones de pesetas), lo que la salvará de la quiebra, aunque inicialmente Grundig pedía que cubriera una deuda de 670 millones de marcos (56.500 millones de pesetas).-

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 29 de agosto de 1997.

Archivado En:

Te puede interesar

Escaparate

Lo más visto en...

Top 50