AL FRESCO

El tranvía de 'Doctor Zhivago',

desde el y cual Omar Shariff se despedía para siempre de Julie Christie, aguarda desde hace dos años en las cocheras del metro de Canillejas a que el Ayuntamiento de Madrid encuentre un parque donde exhibirlo. El tranvía, un coche belga, modelo Charleroy, construido en 1922, abandonó su trayecto entre las calles de Quevedo y Tetuán y entre Bravo Murillo y el colegio de La Paloma en 1972. Después de 23 años olvidado en las cocheras de la EMT, la corporación municipal gastó 20 millones de pesetas en su restauración, llevada a cabo en Zaragoza. El tranvía tiene 7 ventanillas y 21 asientos reversibles tapizados con ratén, una rafia muy resistente.-

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS