_
_
_
_
_
AL FRESCO

El tranvía de 'Doctor Zhivago',

desde el y cual Omar Shariff se despedía para siempre de Julie Christie, aguarda desde hace dos años en las cocheras del metro de Canillejas a que el Ayuntamiento de Madrid encuentre un parque donde exhibirlo. El tranvía, un coche belga, modelo Charleroy, construido en 1922, abandonó su trayecto entre las calles de Quevedo y Tetuán y entre Bravo Murillo y el colegio de La Paloma en 1972. Después de 23 años olvidado en las cocheras de la EMT, la corporación municipal gastó 20 millones de pesetas en su restauración, llevada a cabo en Zaragoza. El tranvía tiene 7 ventanillas y 21 asientos reversibles tapizados con ratén, una rafia muy resistente.-

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_