Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rivaldo firma por seis temporadas con el Barça

Louis van Gaal ya tiene a su zurdo. Vítor Barbosa Ferreira, Rivaldo, de 25 años, es desde ayer jugador del Barça para las próximas seis temporadas. El mediopunta, brasileño percibirá, según fuentes oficiosas del club, unos 300 millones de pesetas anuales netos, y su contrato tendrá una cláusula de rescisión de 15.000 millones. El Barça envió ayer un fax a la sede de la Liga Profesional anunciando el pago de los 4.000 millones por la carta de libertad de Rivaldo. El jugador se convierte en el fichaje más caro del fútbol español, superando en 1.000 millones al brasileño Anderson, también del Barça.

Rivaldo, acompañado de su representante Josep Maria Minguella, estuvo ayer negociando durante cuatro horas los detalles de su contrato en las oficinas del Barca. Cuando el fichaje se cerró, el futbolista apareció sonriente en un tramo de escaleras, sin dejar de saludar con la mano. No eludió los tópicos, "Fichar por el Barça es como un sueño", dijo. Sin embargo, inmediatamente adujo razones económicas para justificar su traspaso: "Hay que aprovechar las oportunidades que se presentan en la vida. Hablé con el presidente Lendoiro y cómo no me podían igualar la oferta del Barça le dije que me inclinaba por jugar en el equipo azulgrana. El jugador le anunció a Lendorio que el Barça le paga 500 millones de pesetas, pero no aclaró si libres o no de impuestos. Y, evitando compararse con Ronaldo, apuntó: "Yo soy Rivaldo y quiero que me conozcan como soy".El Barça tenía previsto remitir ayer a la sede de la Liga de Fútbol Profesional una declaración firmada por el jugador en la que rescinde su contrato con el Depor; una fotocopia del talón de 4.000 millones y su nuevo contrato. La directiva azulgrana ha apurado hasta el límite -concluía a las 24.00 horas de ayer- el plazo para inscribir a un jugador en la Liga de Campeones. Podía ser Denilson, Rivaldo o Mcmanaman. Pero el fichaje no sorprendió en el vestuario del Camp Nou. "Sabíamos que vendría un jugador de esas características", recordó Pizzi. De hecho, en la relación de dorsales presentada para el partido ante el Skonto, estaba vacante el número 11.

Billete reservado

Rivaldo se perderá el partido de vuelta ante el Skonto de Riga -no estaba inscrito en la ronda preliminar-, pero el fichaje le ha llevado de golpe a la fama. Algo así como le ocurrió a su compatriota Anderson, que por primera vez en su vida fue convocado por Brasil tras ir al Barcelona. A Rivaldo se le pueden volver a abrir las puertas de la canarinha. El seleccionador Mario Zagalo anunció ayer que a partir de ahora llamará siempre a Rivaldo". Zagalo no le había citado desde los Juegos de Atlanta.

La historia del fichaje de Rivaldo empezó a las 10.00 horas del pasado jueves, cuando Minguella le comunicó la oferta del Barça. El futbolista dio órdenes a su representante de acelerar la operación y reservó un billete con destino a Barcelona. Antes de saltar al césped de Riazor para disputar la final del Teresa Herrera ya sabía que estaba jugando su último partido con el Deportivo.

El brasileño no se presentó, como había prometido, al entrenamiento qué había convocado ayer por la mañana el técnico del Deportivo, Carlos Alberto Silva. Ni siquiera se despidió de sus compañeros. No hubo tiempo para nada. Barcelona le aguardaba. Rivaldo emprendió el viaje de madrugada. Un taxi le desplazó desde su domicilio coruñés hasta el aeropuerto de Santiago de Compostela. El futbolista tomó un vuelo a las 7.45 y dos horas después pasaba el habitual reconocimiento médico azulgrana en la clínica Asepeyo de Sant Cugat.

A mediodía se desplazó a las oficinas del club para acabar de negociar y redactar su contrato como azulgrana. Antes de entrar en los despachos se encontró con Louis Van Gaal. El técnico saludó al jugador y le dijo:. "Te espero en el entrenamiento de mañana [por hoy]". Antes, sin embargo, al jugador le esperaban cuatro horas en la mesa de negociaciones junto a1vicepresidente Joan Gaspart. El presidente, Josep Lluís Nuñez, se añadió a la reunión en las dos últimas horas, después de haber comunicado a Van Gaal el inminente fichaje del zurdo brasileño.

Explicación de Gaspart

"Van Gaal quería un zurdo y ya lo tiene", señaló Núñez, quien comunicó a su homólogo coruñés, César Augusto Lendoiro, el cierre de la operación. Gaspart dijo que comprendía el enfado del presidente del Deportivo. "La queja de Lendoiro es normal y, sobre todo, humana. Lo mismo me hubiese sucedido a mí. Tampoco me llamó el Inter al fichar a Ronaldo. Lo que pasa es que, afortunada o desgraciadamente, las reglas del fútbol las hemos puesto entre todos y, si algún día tenemos que modificarlas, nos deberemos implicar todos", dijo. "Entiendo que a Lendoiro no le guste la forma, pero las circunstancias nos han obligado a hacerlo así. Uno es tonto, pero no tanto... Llamar aun club antes de cerrar una operación para decirle que vas a pagar una cláusula... Ustedes [los periodistas] tendrán su criterio...", dijo.

Y acabó respondiendo a la amenaza que formuló Lendoiro de conseguir a Ronaldo. "Me hace mucha gracia. En cualquier caso, que lo intente. Yo no voy a impedírselo, pero después de hablar con el presidente del Inter, Massimo Moratti, me parece que con 4.000 millones de pesetas no comprará ni el zapato derecho de Ronaldo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de agosto de 1997

Más información

  • El jugador, que cobrará 300 millones, aduce razones económicas para ir al Camp Nou