Nueva Izquierda se plantea romper con IU y anuncia que no acudirá a su V Asamblea

El Partido Democrático de la Nueva Izquierda (PDNI) no acudirá a la V Asamblea de Izquierda Unida (IU), que se celebrará el próximo mes de diciembre. Este significa que renuncia también a estar presente en los próximos órgános de dirección de la coalición. La política de sanciones impuesta por Julio Anguita, coordinador general de IU, ha llevado, según fuentes de Nueva Izquierda, a una reflexión sobre la conveniencia de seguir en una organización que les empuja cada vez con más fuerza fuera de ella. Como respuesta, el dirigente de IU Felipe Alcaraz aseguró ayer que lo lógico es que el PDNI abandone la coalición y entre en la "plataforma socialista".

Más información

Nueva Izquierda no ha tirado la toalla, pero ha decidido aguantar el combate dando por supuesto que la derrota le espera en el próximo asalto. Y quiere que la derrota sea, por lo menos, honrosa. El PDNI está convencido de que su presencia será nula en los próximos órganos de dirección que salgan de la V Asamblea.Según fuentes del PDNI, las medidas sancionadoras que la dirección federal de IU ha puesto en marcha contra "todo lo que huela" a Nueva Izquierda "hará imposible cualquier lucha leal y democrática". En consecuencia, y aunque los dirigentes de Nueva Izquierda aún no han decidido en qué forma expresarán su "no participación en la V Asamblea", sí tienen "claro" que no refrendarán con su presencia "lo que va a ser un acto puramente administrativo, sin debate y sin ideas".

Aunque a título personal sea fácil la decisión de acudir o no a la V Asamblea de IU, las dificultades se presentan en las federaciones en las que Nueva Izquierda tiene presencia o control (País Valenciano, Castilla-La Mancha, Cantabria...), sobre las que están cayendo medidas disciplinarias que descabezan cualquier oposición a la política oficial.

En estos casos, la decisión no sería unánime y no todos los delegados que acudieran a la asamblea tendrían por qué tener la misma posición. Otra posibilidad es acudir físicamente, pero no participar en los trabajos.

La situación en la que ha quedado Nueva Izquierda tras la batería de medidas puesta en marcha personalmente por Julio Anguita ha llevado a esta organización a "un periodo de reflexión", según comentaba ayer su coordinador general, Juan Berga. Un periodo que, tal y como comentaba a Europa Press el secretario federal, Diego, López Garrido, podría acabar en el abandono de la coalición.

López Garrido señalaba en sus declaraciones que los últimos acontecimientos y la postura de IU respecto al terrorismo han sido la gota que ha colmado un vaso que hace tiempo que estaba rebosando. Sin embargo es una decisión difícil de tomar. Para que el PDNI abandone IU tiene que convocar un congreso.

En cualquier caso, el abandono de IU no conllevaría su integración en otro partido -López Garrido, que el miércoles se reunió con el secretario general socialista, Joaquín Almunia, negaba taxativamente la posibilidad de que fuera el PSOE-. Juan Berga aseguró: "Nueva Izquierda tiene vocación de partido y, al menos por ahora, no nos hemos planteado pasamos a otra organización". La decisión de abandonar la coalición se tomaría, de todas formas, después de la V Asamblea.

Una idea muy distinta tiene Felipe Alcaraz, quien dijo ayer que el objetivo de López Garrido es el de integrarse en "la plataforma socialista", aunque añadió que el problema es que parte de las bases del PDNI prefiere mantenerse en IU.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0031, 31 de julio de 1997.

Lo más visto en...

Top 50