Jospin reitera el compromiso de que el déficit público no supere el 3% en 1998

El primer ministro francés, Lionel Jospin, reafirmó ayer que el objetivo de Francia es "no, superar el objetivo de déficit del 3%" en 1998. Ello será "un poco más difícil" que en el año en curso, debido a que no existirán operaciones de privatización como la de France Telecom, explicó. Pero el país tendrá que realizar un esfuerzo económico que "vendrá por el lado de los gastos del Estado", añadió el primer ministro.

Pero ese objetivo del 3% es necesario, surayó Jospin en una entrevista radiofónica, "pues si se pasa de ahí, aumentaría el endeudamiento". Francia tiene además "la cita del euro, en la que queremos estar presentes", añadió. Para ello, el país tendrá que realizar un esfuerzo económico que "vendrá por el lado de los gastos del Estado", dijo el primer ministro.Jospin explicó que el canciller alemán, Helmut Kohl, con quien mantuvo una entrevista telefónica el pasado jueves, está de acuerdo con él sobre la forma de conseguir el acceso a la moneda única. "Creo que el canciller Kohl aborda esta cuestión como yo mismo: cada país de Europa tiene que hacer lo que debe; libremente debe adoptar sus compromisos" para formar parte del euro el 1 de enero de 1999.

Preguntado sobre una posible inteirpretación tendencial del requisito de déficit, menos estricta, Jospin respondió: "El problema no es si Francia se alía con Alemania o Alemania con Francia; nosotros sabemos los esfuerzos que tenemos que hacer para reducir el déficit al 3%, y los alemanes también lo saben; cada uno debe hacer su propio camino".

Jospin se ratificó en el compromiso se impulsar un plan de empleo para los jóvenes con el objetivo de crear 350.000 puestos de trabajo. Anunció que con este fin presentará un proyecto de ley al Consejo de Ministros el próximo 20 de agosto, de forma que las primeras medidas se puedan aplicar ya en el mes de octubre.

El primer ministro francés dijo confiar en que la "coyuntura económica mejore" y señaló que sus objetivos son sanear las cuentas públicas, tener una moneda sólida, relanzar el crecimiento económico y reducir el nivel de paro.

De momento, los últimos datos de inflación conocidos muestran que Francia mantiene el control sobre los precios. El pasado mes de junio, la inflación se mantuvo estable, lo que colocó la variación de los últimos 12 meses en el 1%, un nivel históricamente bajo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS