Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BARÓMETRO DE VERANO

El PP supera al PSOE en intención de voto

Los ciudadanos dan la mejor valoración de los últimos 20 años a la situación económica

El PP aventaja al PSOE por 1,6 puntos en intención directa de voto -la que expresan directamente los ciudadanos- según el Barómetro de Verano de Demoscopia para EL PAÍS. Ésta es la principal conclusión de un sondeo hecho después de la liberación de José Antonio Ortega Lara y antes del secuestro y asesinato por ETA del concejal Miguel Ángel Blanco. Los ciudadanos ofrecen la mejor opinión de la situación económica de los últimos 20 años, y aprueban (66%) la retirada de Felipe González del liderazgo socialista.

El PP, por primera vez desde el pasado otoño, adelanta en intención directa de voto al PSOE, que queda a algo más de un punto y medio de distancia: 23,9% frente a 22,3%. La intención directa recoge la que expresamente manfiestan los ciudadanos encuestados. Hace tres meses, la distancia en la intención de voto expresada a favor de ambos partidos era prácticamente la misma (1,5 puntos), pero en sentido inverso: 21% a favor del PP, 22,5% a favor del PSOE.En tan sólo un trimestre, la intención de voto favorable al PP ha crecido en casi tres puntos, mientras que la favorable al, PSOE ha perdido sólo dos décimas, lo que parece sugerir que el ascenso del primero no es resultado de una correlativa disminución del caudal electoral potencial del segundo.

En esta oleada del barómetro, el recuerdo de voto expresado por los entrevistados resulta más infradimensionado en el caso del PP que en el del PSOE. Por tanto, de aplicarse a los datos obtenidos el tratamiento analítico usual en encuestas preelectorales, la distancia final en intención de voto estimado por ambas formaciones sería con toda probabilidad superior a esos 1,6 puntos.

Los datos del presente barómetro reflejan la valoración de la situación económica más positiva de los últimos 20 años: por primera vez desde la restauración de la democracia, son más numerosos los españoles (32%) que evalúan positivamente la coyuntura económica que quienes lo hacen negativamente (31%). La situación política es asimismo objeto de la mejor evaluación de los últimos 10 años: un 31% la consideran muy buena o buena y un 28% mala o muy mala.

Hace tres meses, expresaba la opinión positiva el 24% de los entrevistados; hace seis, el 19%, y hace tan sólo un año, el 16%, es decir, justamente la mitad que ahora. La fulgurante evolución de estas cifras revela tanto la rapidez como la intensidad del cambio que está experimentando el estado de ánimo de la ciudadanía respecto de la economía: nunca antes fue mejor el estado de ánimo general. Este diagnóstico tan positivo respecto del marco económico global no encuentra sin embargo, todavía, un correlato de magnitud equiparable en el caso de la situación económica personal de los entrevistados.

Ésta es evaluada algo mejor que en anteriores barómetros, pero dos de cada tres españoles consideran que no ha cambiado, y quienes dicen que ha empeorado siguen siendo algo más numerosos que quienes dicen que ha mejorado.

El ex secretario general del PSOE, Felipe. González, sigue siendo el líder político mejor valorado (5,2), aunque reducida a una décima la distancia con el presidente del Gobierno, José María Aznar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de julio de 1997