Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LIBERADOS EN MENOS DE SEIS HORAS LOS DOS SECUESTRADOS DE ETA

La Guardia Civil rescata del 'zulo' a Ortega Lara sin disparar un tiro

La banda terrorista dejó libre a Cosme Delclaux tras cobrar 1.000 millones de pesetas a la familia

José Antonio Ortega Lara y Cosme Delclaux, los dos rehenes de la banda terrorista ETA, están ya en libertad. El primero, funcionario de prisiones, de 37 años, secuestrado durante 532 días, fue liberado poco antes de las siete de la mañana en la población guipuzcoana de Arrasate (Mondragón) en una espectacular operación de la Guardia Civil que tuvo como prólogo la detención simultánea, en sus domicilios, de los cuatro etarras encargados de su custodia. El abogado vizcaíno Cosme Delclaux, de 34 años, fue abandonado por sus captores sobre la una de la madrugada, atado a un árbol, en Elorrio (Vizcaya). La familia Delclaux ha pagado a ETA unos 1.000 millones y aún debe otros 500 millones. En poco menos de seis horas se ponía fin a una pesadilla que ha durado año y medio.

MÁS INFORMACIÓN

En el rescate de Ortega Lara, puesto en marcha por la Guardia Civil inmediatamente después de confirmarse la liberación de Cosme Delclaux, participaron unos 500 agentes, que descubrieron un sofisticado zulo en Mondragón (Guipúzcoa) en el que el funcionario de prisiones ha pasado año y medio en condiciones infrahumanas. Ortega Lara ha perdido 23 kilos y presentaba síntomas de desnutrición y atrofia muscular. Sin embargo, su estado de salud no es preocupante. A las pocas horas de su liberación pudo asomarse a la ventana de su casa en Burgos abrazado a su mujer, Domitila, y a su hijo Daniel, de cinco años. Cosme Delclaux pudo abrazar de madrugada a sus familiares tras pasar 232 días cautivo en un zulo de tres metros de largo, entre 0,90 y 1,20 de ancho y poco más de 1,80 de alto. La banda lo dejó libre en un paraje de Elorrio atado a un árbol, tras cobrar un rescate de 1.000 millones de pesetas. El ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, alabó ayer el trabajo realizado por la Guardia Civil del cuartel de Intxaurrondo y la colaboración con Francia para la feliz resolución del secuestro de Ortega Lara. Mayor Oreja defendió la política penitenciaria que está aplicando Interior y que le ha enfrentado a los partidos que pedían un acercamiento masivo de presos para favorecer una salida de Ortega Lara. El ministro fue tajante: "No ceder al chantaje de ETA da resultados".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de julio de 1997