Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NECROLÓGICAS

Sir Joshua Hassan ex ministro principal de Gibraltar

Alcalde del Peñón al término de la II Guerra Mundial, Joshua Hassan, que alcanzaría el grado de caballero por sus servicios a la Corona, murió ayer en Gibraltar, a los 81 años de edad. Defensor de la soberanía británica de la última colonia en territorio europeo, Hassan se retiró de la política activa en 1987, tras más de 40 años de actividad política que compaginó con su actividad al frente de su bufete de abogados. La capilla ardiente fue instalada ayer en el Ayuntamiento, desde donde será trasladado a la Asamblea Legislativa para rendirle un homenaje, y desde donde partirá el cortejo fúnebre hasta el cementerio judío, donde será enterrado.Nacido en 1915 en Gibraltar, sirvió en las fuerzas que defendieron el Peñón durante la guerra contra el nazismo, durante la cual fundó el Partido Laborista de Gibraltar-Asociación Pro Derechos Civiles, que presidió hasta su retirada de la política activa, en 1987.

Ocupó la alcaldía de Gibraltar entre 1945 y 1950 y de 1953 a 1969. En 1964 ocupó el puesto de ministro principal -primer ministro- de la colonia, cargo compatible con los demás que ya ocupaba. Dos años antes, en 1962, había recibido el título de caballero, sir. Estaba en posesión también de la Cruz de Servicios Distinguidos y la Orden del Imperio Británico.

En las elecciones de 1969 fue derrotado por una coalición de fuerzas encabezadas por el partido prointegración en el Reino Unido, que acusaron a Hassan de ser débil frente a las reivindicaciones españolas. En 1972 volvió a ganar las elecciones y ocupó el gobierno del Peñón durante cuatro mandatos consecutivos. Bajo su gobierno se negoció la apertura de la verja, lo que tuvo lugar en febrero de 1985.

Pero el acuerdo principal que Hassan negoció y nunca se llevó a efecto fue el alcanzado en 1987, cuando España y el Reino Unido firmaron la utilización conjunta del aeropuerto gibraltareño. Su dimisión, dijo, no estuvo motivada por este acuerdo frustrado, pero coincidió en el tiempo. Desde su retirada de la vida política, se dedicó a su actividad profesional como abogado y dirigió uno de los bufetes más importantes del Peñón.

Ayer, diplomáticos españoles recordaron su actitud constructiva y favorable al diálogo. Casado con la española Daniela Salazar, con la que tuvo dos hijas, se divorció para contraer matrimonio con la marroquí Marcelle Ben Simon, con la que tuvo otras dos hijas.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de julio de 1997