Robson: "Seguiré en el Barça y votaría a Núñez"

Bobby Robson hizo ayer una declaración de intenciones en toda regla en vigilias del último partido de Liga en Vallecas. Dijo el técnico azulgrana que la próxima temporada continuará en el Barcelona, aunque todavía no sabe de qué, y que si fuera socio votaría al actual presidente Josep Lluís Núñez en las elecciones del 27 de julio.Las manifestaciones de Robson actuaron como una manguera de agua al incendio que el propio entrenador provocó con una entrevista concedida a El Periódico, en la que textualmente dijo: "La llegada de Van Gaal tiene que ver con las elecciones"; "me ha sorprendido que el Barça sea un club tan politizado. Ahora sé que sólo soy un peón en este juego político"; "sabía que no era una apuesta de futuro. Pero no me esperaba que lo sería sólo para un año".

El entrenador rebajó ayer su confesión con un discurso mucho más institucional, corporativista y desdramatizado. "Mi futuro está bien", afirmó, tras recordar que todavía le queda contrato hasta junio de 1998. "No tengo ningún problema. He tenido ofertas de otros clubes, pero mi decisión es la de quedarme en Barcelona. Trabajaré para el Barça. Tras la disputa de la final de Copa ya discutiremos en calidad de qué, pero ahora no quiero discutirlo.

Incluso no tuvo ningún rubor en asegurar que no recordaba haber dicho en su día que no se quedaría en el Barcelona si no era para entrenar al primer equipo ni tampoco aclaró si su decisión había provocado un cierto distanciamiento con su ayudante, José Mourinho, quien el pasado domingo también dijo que si no le interesaba otro trabajo que no fuera el de campo. "He tomado la decisión de quedarme", reiteró Robson. "Después de la final de Copa, discutiremos mi situación en el club", insistió. "Estoy contento por permanecer en este club. No quiero hablar de cuál será mi papel".

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 21 de junio de 1997.

Lo más visto en...

Top 50