Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La reforma sanitaria obligará a los alemanes a pagar más

Los votos de los diputados de la coalición de centro-derecha, entre democristianos (CDU/CSU) y liberales (FDP), que gobierna en Bonn, sacaron adelante en el Parlamento Federal (Bundestag) el llamado tercer escalón de la reforma sanitaria alemana. Se impone una serie de recortes en las prestaciones a los enfermos, que a partir del 1 de julio tendrán que contribuir mucho más a los gastos sanitarios.La reforma considera las situaciones de personas con menos recursos. Los solteros que ganan menos de 1.708 marcos (unas 144.000 pesetas) sólo tendrán que pagar más en caso de estancia en hospital. No obstante, portavoces de las organizaciones de asistencia social han puesto el grito en el cielo y aseguran que la mitad de los jubilados alemanes se verán afectados por la nueva legislación.

La subida a la hora de adquirir medicamentos con receta del seguro será de cinco marcos (420 pesetas), con lo que, según el tamaño del medicamento recibido, el paciente tendrá que pagar nueve marcos (756 pesetas), 11 marcos (924 pesetas) ó 13 marcos (1.092 pesetas).

El transporte de enfermos se encarece de 20 marcos (1.680 pesetas) a 25 marcos (2.100 pesetas) por cada vez que se use una ambulancia. También se encarece la estancia en el hospital.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de junio de 1997