CICLISMO

La generación del 95

El Kelme ganó la clasificación por equipos. Un magnífico dato para el ciclismo español, agrandado por la forma en que el conjunto de Álvaro Pino lo consiguió. No lo hizo a base de calculadora y poco riesgo, sino al contrario, con una estrategia de ataque constante definida por la claridad con que ajustó sus objetivos a sus posibilidades. Ganó dos etapas de montaña por medio de Rubiera y Chepe González y colocó, además, a dos entre los 10 primeros de la general, Serrano (8º) y Rubiera (10º).Más agradable aún fue la revelación de Rubiera, un asturiano de 24 años que ganó la etapa dolomítica. Su nombre se suma al de otras revelaciones de la temporada y engrandece una generación, la de los que se hicieron profesionales en 1995, que dentro de poco tomará el poder. Aquel enero, con Rubiera, dieron el salto, Santi Blanco, Luis Pérez y Juan Carlos Domínguez, entre otros.

Más información

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 08 de junio de 1997.

Lo más visto en...

Top 50