Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La serie de Rocío Dúrcal se convierte en la última víctima de la guerra de audiencias

Rocío Dúrcal y José Sancho son las últimas víctimas de la guerra de audiencias. Con un discreto seguimiento por parte de¡ público, los protagonistas de la telecomedia de Televisión Española Los negocios de mamá no han podido con Imanol Arias y Emma Suárez, intérpretes de Querido maestro, en Tele 5. La dirección de TVE ha decidido eliminarla después de siete capítulos y cuando faltaban otros seis por difundir. Fuentes del Ente Público han confirmado que su desaparición se debe al "deseo de revitalizar Quién sabe dónde", y anunciaron que el resto de los episodios se emitirán próximamente, aunque no especificaron ni día ni horario.

Querido maestro y Los negocios de mamá coincidieron en su estreno, el día 7 de abril, en horario estelar. El primer enfrentamiento directo se saldó con una clara victoria para la serie de Tele 5, con un 26,3% de cuota de pantalla y 4.582.000 telespectadores. El capítulo 1 de Los negocios de mamá, que dirige Luis Sanz y produce Videozapping, tuvo un arranque más deslucido: un 17% y 3.043.000 telespectadores.Una semana más tarde volvió a ganar la producción de la cadena privada. Ni siquiera el partido de fútbol entre el Espanyol y el Oviedo, retransmitido por Antena 3 ese día, pudo competir con las andanzas de profesores y alumnos en la privada. Curiosamente, los guiones de ambas producciones están firmadas por el mismo equipo de guionistas.

Según fuentes de la cadena pública, la razón de eliminar Los negocios de mamá obedece a un intento de revitalizar Quién sabe dónde, que dirige y presenta Paco Lobatón, espacio que en las últimas semanas había sido desplazado del horario de máxima audiencia. TVE pretende con este adelanto colocar a este programa en una situación más competitiva con respecto a la oferta del resto de las cadenas. Las mismas fuentes confirmaron que la serie de Rocío Dúrcal reaparecerá en pantalla, aunque no se sabe ni el día ni la hora. Lo que sí se sabe es que la, producción se suspende.

Hacía 23 años que Rocío Dúrcal no se colocaba delante de una cámara para interpretar a un personaje de ficción. Su vuelta no ha podido ser más efimera, a pesar de que Los negocios de mamá, según Eduardo Esquide, director de programas de ficción de TVE, era una telecomedia que formaba parte de las series en las que TVE tenía gran empeño. En el domicilio de la actriz y cantante señalaron ayer que "la desaparición se debe a la corrida de toros".

Semana tras semana, Los negocios de mamá ha ido bajando de audiencia. El pasado lunes 19 de mayo, último día de emisión, consiguió un 15,1% (2.800.000 espectadores), un pobre resultado si se compara con Querido maestro, que logró un 26,4% (4.500.000). La media de una serie y otra desde su estreno también habla por sí sola: un honroso 27,8% y 4.692.000 millones para Querido maestro, frente a un modesto 16,9% y alrededor de 2.900.000 telespectadores para la telecomedia de La Primera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de mayo de 1997

Más información

  • TVE decide eliminar de la parrilla "Los negocios de mamá"