Los mayores deportistas

2.500 jubilados mueven músculosy juegan juntos en La Elipa

En el campo de béisbol del polideportivo de La Elipa sonaron los acordes de pasodoble, y un mar de gorras de cartón amarillas se puso en movimiento. Sus propietarios -2.500 personas de más de 65 años con el gozo pintado en sus caras y ningún síntoma de cansancio- participaban en el IV Encuentro Deportivo de Mayores, una de las decenas de actividades deportivas de estas fiestas de San Isidro. Llegaron ayer por la mañana, en grupitos, con muchas mujeres y pocos hombres, de todos los rincones de Madrid, y participaron en las 33 actividades -juego de la rana, carreras de huevos, mini-hockey, balón volea, tragabolas, suavibol y muchas otras- organizadas por el Instituto Municipal de Deportes (IMD). "Soy viuda y esto me ayuda a combatir la soledad; es un estímulo para vivir", explicó sonriente Ana de Diego, de 72 años, con chándal pero maquillada con coquetería.

"La mañana ha transcurrido sin incidentes; sólo un tobillo torcido", contó Juan José Coronado, miembro del equipo de asistencia médica.

No muy lejos de allí, José Fuentes, de 74 años, se marcaba unos pasos de jota madrileña con su mujer, Carmen, de 64 años. Desde que se retiró, en 1985, se dedica al tai-chi, al yoga y a los bailes regionales. Ambos dijeron estar viviendo "los mejores años de su vida".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0010, 10 de mayo de 1997.