Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rayo presenta a Máximo Hernández, su tercer entrenador

El Rayo despidió ayer a Fernando Zambrano como técnico del equipo, que no como secretario técnico, y públicamente habló de dimisión pactada, de rescisión acordada de mutuo acuerdo y de todas esas figuras que gusta de utilizar el cuadro de Vallecas en ocasiones así, cuando la realidad es que Zambrano fue destituido fulminantemente en la tarde del lunes por Ruiz Mateos.La tercera presentación de un entrenador del Rayo en lo que se lleva de temporada fue novedosa: no estuvo la presidenta, Teresa Rivero, quizá harta de tener que explicar lo buena persona que es el ya ex técnico y lo mucho que siente tomar medidas de este tipo. Ante los medios de comunicación aparecieron Zambrano y Máximo Hernández.

Ofreció Zambrano sus excusas por cómo se habían desarrollado los hechos, para afirmar, a continuación, que él siempre se negó a hacerse cargo del equipo. Hernández, por su parte, aseguró que la plantilla de la que se hacía cargo era "socialmente buena". Cuestionado sobre la posibilidad de que realice cambios, el nuevo técnico indicó que se producirían dos o tres, aunque no matizó si uno de ellos sería el de Guilherme, al que la directiva considera responsable del mal ambiente que se vive en el vestuario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de marzo de 1997