Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AJEDREZ: TORNEO DE LINARES

Krámnik apagó el brillo de Polgar

El mejor torneo del mundo va a acabar en un apasionante duelo del campeón, Gari Kaspárov, contra su ex alumno VIadímir Krámnik. Este, 4º del ranking, venció ayer a Judit Polgar en la séptima ronda de las 11 previstas. Fue un duelo vibrante entre dos veinteañeros que volcaron su energía en el tablero; la húngara no se amilané, para mayor disfrute de la legión de espectadores que sigue las partidas de Linares por Internet o Teletexto. Mientras, Kaspárov vapuleaba al británico Michael Adams.

, A Judit se le debe agradecer que fuera fiel a sí misma. Con las piezas negras frente al que muchos ven como sucesor de Kaspárov, y compartiendo con ambos el primer puesto en Linares, nadie la hubiera reprochado por buscar el empate de forma descarada. Pero la menor de las tres hermanas Polgar no se arredra ante nadie. Poseedora de una considerable experiencia en la élite a pesar de su juventud (20 años) y de un enorme talento natural, se mantiene siempre fiel a su estilo agresivo, creativo, sin concesiones, independientemente de quién sea su adversario o del color de sus piezas.Para colmo de osadía planteó la defensa India de Rey, que Krámnik suele jugar con negras tras haberla estudiado en profundidad junto a Kaspárov, para el que trabajó como analista en el Mundial de Nueva York (1995). Las consecuencias fueron las previsibles. Krámnik consumió menos de 15 minutos en lograr una posición cómoda y ventajosa. Judit puso su imaginación a trabajar para crear las mayores complicaciones posibles.

Pero no hubo forma. Krámnik, de 21 años, demostró por qué Kaspárov le señaló con el dedo como futuro campeón y le incluyó en la selección de Rusia (Olimpiada de Manila 92). Los análisis posteriores realizados por ambos confirmaron que la húngara había jugado con demasiado ímpetu.

Poco antes, en el mismo lugar había estado Kaspárov con su energía huracanada. Tras borrar del tablero a Adams, le dio otra lección entre bastidores señalando los errores del británico con la contundencia de un sargento. Como eso le llevó poco gasto energético, el campeón se metió después en los análisis de la partida Shírov-Dréiev, que había terminado en tablas tras una lucha muy complicada.

Pero ni eso era. suficiente para él. A continuación discutió de viva voz y de memoria con el búlgaro Véselin Topálov y el bielorruso Borís Gélfand, que acababan de producir una obra de arte, con victoria del primero.

Clasificación

1. Kaspárov y Krámnik 5,5. 3. Polgar 4,5. 4. Adams 4. 5. Gélfand y Dréiev 3,5. 7. Topálov, Níkolic y Piket 3. 10. Anand 2,5. 11. Shírov e lvanchuk 2.

Desarrollo

Blancas: Gélfand. Negras: Topálov.1 d4 Cf6 2 Cf3 g6 3 c4 Ag7 4 Cc3 0-0 5 e4 d6 6 Ae2 e5 7 Ae3 ed4 8 Cd4 Te8 9 f3 c6 10 Af2 d5 11 ed5 cd5 12 0-0 Cc6 13 c5 Ch5 14 g3 Ah3 15 Te1 Dg5 16 Cdb5 Tad8 17 Cd6 Ad4 18 Dc1 Ae3 19 Ae3 Te3 20 Rf2 d4 21 Cd1 Te2 22 Te2 Dd5 23 Ce4 Ce5 24 Dg5 Te8 25 Td2 Dc4 26 Cdc3 h6 27 Dh4 dc3 28 Td8 cb2 29 Te8 Rg7 30 Td1 Dc2 31 Td2 b1 = D 32 Dh3 Dcc1, y Gélfand abandonó.

EL PAÍS DIGITAL ofrece las partidas de Linares en directo: http://www.elpais.es

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de febrero de 1997