Fiscales progresistas exigen que se cubra la plaza de fiscal jefe de la Audiencia

, La Unión Progresista de Fiscales (UPF) ha exigido la convocatoria inmediata de la plaza de fiscal jefe de la Audiencia Nacional, vacante desde hace un mes, y ha criticado duramente la imprevisión del fiscal general del Estado, Juan Ortiz Úrculo, por la fulminante destitución como tal de José Aranda y por mantener desde entonces al frente de la fiscalía al teniente fiscal Eduardo Fungairiño, sometido a un expediente disciplinario por su presunta ocultación de un informe policial.

La mencionada agrupación recuerda "la urgencia" invocada por Úrculo para sustituir a Aranda y achaca al fiscal no tener previsto un recambio para dicha fiscalía, "una de las más importantes de España".

Para los fiscales progresistas, la no convocatoria de la plaza de Aranda responde al deseo de Úrculo "de disponer de antemano de un candidato de su confianza o de cerrar el camino a algún otro que pudiera resultarle incómodo".

El secretariado de la UPF asegura que en la fulminante destitución del fiscal Aranda "influyeron razones de alcance político" y que sigue sin haber explicación para que los ocho vocales de la Asociación de Fiscales en el Consejo Fiscal, que un mes antes se habían opuesto unánimemente a la remoción de Aranda frente al criterio de Úrculo, cambiasen en bloque su voto un mes después. Ese grupo, al que pertenecía Aranda cuando fue destituido, estuvo presidido por Úrculo hasta su nombramiento como fiscal general.

Con estos antecedentes, la UPF califica de "incierto" el futuro de los expedientes disciplinarios y de traslado abiertos a cuatro fiscales de la Audiencia Nacional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 07 de febrero de 1997.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50