Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TEATRO

'El apagón', de Shaffer, condena a la oscuridad a ocho actores

Los actores están a oscuras. El público, en cambio, no para de ver disparates, situaciones inesperadas y embrollos de todo tipo. Las risas pueden ser tan contundentes que el propio autor, el mítico Peter Shaffer, escribió El apagón teniendo en cuenta que podía haber frases que no se oyeran. Esta pieza maestra de la carpintería teatral se puede ver desde hoy en el teatro Reina Victoria, adonde llega de la mano de la compañía Primer Paso, que ha llamado al riguroso Jaroslaw Bielski para dirigir este desmadre.

Shaffer, autor de otras conocidas obras, como Equus o Ejercicio para cinco dedos, escribió esta obra -que ahora llega en versión de Arteche y Vera Finzi- inspirándose en una escena en la que vio a dos hombres batirse en duelo.. . pero a oscuras.Su obra, que él tituló A black comédy, siempre se ha llamado en España El apagón, ya que la comedia transcurre mientras se produce una irreparable avería eléctrica, lo que implica que los personajes sólo puedan ser vistos por el público, pero ellos se supone que están cegatos.

La compañía Primer Paso, que desde que se creara en 1989 ya ha abordado siete montajes -el último, La importancia de llamarse Ernesto, de Wilde-, ha dado una vuelta de tuerca llamando al director polaco nacionalizado español Jaroslaw Bielki, quien goza de un merecido prestigio, pero no precisamente por dirigir comedias.

"Precisamente por eso, los actores latinos tenemos tendencia a dispararnos", dice el actor Tomás Gayo, "y es bueno tener un director de estas características que nos retenga y no nos deje meter morcillas y relajarnos cuando el público se desternilla".

Los actores son, además de Gayo, Amparo Pamplona, Diana Peñalver, Alejandra Torray, Mario Martín,-Paco Morales, Enrique Cazorla y Manuel Marco.

"A veces hemos ensayado con los ojos vendados", dice Pamplona, "no para actuar como ciegos, sino como videntes que se quedan a oscuras", señala la actriz, a lo que añade Diana Peñalver: "Lo malo es que hay que medir. todo mucho, ya que estamos acostumbrados a trabajar con la réplica del compañero y es muy difícil no mirarse... La comunicación es fundamental y hemos tenido que emplear otros recursos", señala.

"El público es un espectador privilegiado", afirma Bielski, "ve lo que no ven los otros, lo que provoca una situación deliciosa para un director. Se disfruta mucho buscando acciones divertidas... Es una comedia por excelencia y he aplicado un trabajo en el que he prescindido de metodologías teatrales que pueden ser oportunas para otros textos, pero no aquí", dice.'

La obra fue escrita por Shaffer en 1965 por encargo de Laurence Olivier para el entonces jovencísimo National Theatre de Gran Bretaña.

El éxito fue rotundo para el autor, como también para John Dexter, director del montaje.

El apagón. Teatro Reina Victoria (carrera de San Jerónimo, 24, metro Sevilla). Horarios en cartelera. Entradas: de 1.500 a 2.800 pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de enero de 1997

Más información

  • SÓLO LOS ESPECTADORES VEN LO QUE PASA