Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AJEDREZ - TORNEO DE GRAN CANARIA

El público quiere 'sangre'

Nueve de las doce primeras partidas han terminado en tablas

Las Palmas de Gran Canaria

El respeto se transforma con frecuencia en miedo a perder. La superioridad de Gari Kaspárov y Anatoli Kárpov sobre las jóvenes estrellas ya no es tan evidente. Los dos campeones saben que cualquiera de los otros cuatro participantes en el Supertorneo Mundial Gran Canaria puede derrotarles; y estos aún no se atreven a lanzarse a por aquéllos. Consecuencia: los espectadores se mosquean al ver que nueve de las doce primeras partidas terminaron en tablas. Los duelos estelares de la 4 a ronda (Kaspárov-Anand y Krámnik-Kárpov) terminaron en tablas.En este caso, el público no se limita a los 500 privilegiados que caben en el Centro de Iniciativas de la Caja de Canarias (sede del torneo). Millones de aficionados de todo el mundo siguen el mejor torneo en más de 15 siglos de historia del ajedrez; los dos medios españoles que retransmiten las partidas en directo por Internet e Infovía (EL PAÍS DIGITAL y Net64) registran más de 300.000 llamadas diarias. Toda esa gente quiere los seis primeros ajedrecistas del ránking se vacíen cada día; parafraseando a Luis Rentero, promotor del torneo de Linares, "el escenario tiene que llenarse de sangre". En Gran Canaria se están viendo excelentes partidas, pero también una excesiva tendencia al pacifismo. "Comprendo que la gente quiera ver cómo me lanzo contra Kaspárov, pero yo estaba muy cansado tras jugar siete horas la víspera contra Topálov, y psicológicamente tocado porque en esa partida omití un golpe ganador", explicó VIadímir Krámnik para justificar el empate en sólo 19 jugadas con su antiguo maestro. Cuando se firmó la paz, éste disponía de 23 minutos (20 minutos menos que Krámnik) para realizar 21 jugadas en una posición equilibrada pero dinámica. "Si Krámnik no arriesga hoy en esa situación ventajosa, ¿cuándo va a hacerlo?", se preguntaba un espectador.

Los mejores ajedrecistas del mundo se han profesionalizado mucho a la hora de cobrar, pero no tanto en la actitud exigible para un deporte que pretende equipararse en la alta competición con el golf y el tenis.

Así, Kárpov llega tarde todos los días al escenario para evitar ser molestado por los fotógrafos, que sólo disponen de cinco minutos para realizar su trabajo; Kaspárov e Ivanchuk no aparecieron por la sala de prensa durante las tres primeras jornadas con excusas como "es muy tarde", "estoy cansado" o "eso no está en el contrato". Su actitud es la antítesis de la que mantienen los golfistas en la Ryder Cup o los tenistas en Roland Garros y Wimbledon: sudorosos y fatigados, se someten a las preguntas incluso después de una derrota.

Clasificación

1. Kaspárov y Anand, 2,5 puntos. 3. Kárpov, Krámnik e lvanchuk, 2. 6. Topálov, 1. Ivanchuk venció ayer a Topálov. Kárpov se enfrentará con blancas a Kaspárov en la próxima ronda, el domingo.

Desarrollo

Blancas: Krámnik. Negras: Kárpov. 1 c4 e5 2 Cc3 Cf6 3 Cf3 Cc6 4 d4 ed4 5 Cd4 Ab4 6 Ag5 h6 7 Ah4 Ac3 8 bc3 Ce5 9 f4 Cg6 10 Af6 Df6 11 g3 Cf8 12 Ag2 Ce6 13 0-0 0-0 14 e4 d6 15 Dd2 Cc5 16 Tae1 Tb8 17 Te3 Ad7 18 Cb3 Cb3 19 ab3 Ac6 20 Dd4 a6 21 Df6, tablas.

Blancas: Kaspárov. Negras: Anand. 1 e4 c5 2 Cf3 d6 3 d4 cd4 4 Cd4 Cf6 5 Cc3 a6 6 Ae2 e5 7 Cb3 Ae7 8 0-0 0-0 9 Rh1 b5 10 a4 Ab7 11 Cd5 ba4 12 Ta4 Ac6 13 Ta3 Ce4 14 Ca5 Cf6 15 Cc6 Cc6 16 Ac4 Cd4 17 Th3 g6 18 Dd2 Cf5 19 Cf6 Af6 20 Ad5 h5 21 Aa8 Da8 22 Ta3 Tc8 23 c3 Db7 24 Dd3 Tc6 25 Td7 d5 26 Ta5 d4 27 cd4 ed4 28 b4 Ch4 29 f3 Db4 30 Ta6 Ta6 31 Da6 Ag7 32 Dd3 Cf5 33 Af4 Db2 34 g3 Rh7 35 Td2 Db7 36 De4 Db5 37 Dd3 Db7 38 De4 Db5 39 Rg1 Da5 40 Dd3 Ce7 41 Td1 Cd5 42 Ad2 Da7 43 Te1 Dd7 44 Rg2 Da7 45 Rg1 Da2 46 Te2 Da1 47 Te1 Da4 48 Tc1 Cc3 49 g4 Da5 50 Tel Dc5 51 h3 Af6 52 f4 h4 53 Df3 Db5 54 g5 Ag7 55 Te7 Db1 56 Df1 Df5 57 De1 Dh3 58 Tf7 Dg4 59 Rh2 h3 60 Df1 Ce4 61 Ae1 d3 62 Dh3 Dh3 63 Rh3 d2. Tablas.

Se pueden seguir las partidas en directo a través de EL PAÍS DIGITAL en la dirección http://www.elpais.es

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de diciembre de 1996