Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

NOMBRE DE ASESINOS

Increíble pero cierto. El nieto de Indiana Jones nació la semana pasada en una colonia judía cerca de Jericó y ha recibido el nombre de dos asesinos célebres: Baruk (Goldstein), quien aniquiló a 29 palestinos que estaban rezando, e Igal (Amir), quien mató al primer ministro Rabin de tres tiros. El personaje de Indiana Jones está basado en un arqueólogo de carne y hueso, el americano Wendel Jones. Su hijo se vio sacudido un día por una crisis de mIsticismo judío, desembarcó en Israel y se convirtió al judaísmo. Como sucede a menudo con los prosélitos, el nuevo judío se mostró más bien ultranacionalista y muy religioso. Se instaló en una colonia en el valle del Jordán, cerca de Jericó, junto con su esposa. Cuando nació su hijo decidió nombrarle Baruk Igal. "¿Qué pasa?", se indigna el hombre que lleva hoy el nombre hebreo de Guerson Ben Younes, "Israel se ha convertido en un estado policial. ¿No tengo derecho a dar a mi hijo el nombre que me apetezca?". En el museo de Bellas Artes de la ciudad de Ramath-Gan, donde se expone una obra que trata del asesinato de Rabin, varias alumnas de un liceo han escrito alabanzas de Igal Amir en el libro de visitantes. En Kiryath Arba, implantación judía cerca de Hebrón, la tumba de Baruk Goldstein se ha convertido en un lugar de peregrinación. "Qué nos sucede? ¿Cómo explicar esta degeneración moral?", se preguntan algunos comentaristas israelíes.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de noviembre de 1996