Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Usinor y Celsa pactan quedarse con la Corporación Siderúrgica

El grupo francés Usinor y el español Celsa, propiedad de los hermanos Francisco y José María Rubiralta, han cerrado un principio de acuerdo para quedarse con CSI Corporación Siderúrgica, propiedad del Estado.Francisco Rubiralta afirmó ayer que su grupo se hará cargo del negocio de alambres y trefilería de CSI, que representa menos del 10% de los activos del grupo, y Usinor del negocio del acero. Las condiciones de la venta se están perfilando. CSI es una empresa saneada gracias a las millonarias ayudas de la Administración, la segregación de los activos de Altos Hornos de Vizcaya y Ensidesa y la prejubilación de 10.000 trabajadores. El año pasado tuvo un beneficio de 22.466 millones de pesetas.

Los Rubiralta controlan un grupo siderúrgico que factura 150.000 millones. Su filial Global Steel Wire es la primera empresa del país en alambres y trefilería con una facturación de 51.000 millones. La empresa nació de la unión de la antigua Nueva Montaja-Quijano y Trenzas y Cables de Acero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de noviembre de 1996