Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Quién es quién en el sumario

Antonio Anglés. 30 años. Es el principal sospechoso. Antes había sido condenado por golpear a una joven con la que había tenido relaciones, y por tráfico de drogas; pero aprovechó un permiso para escapar y matar, supuestamente, a las tres chicas. En busca y captura desde entonces, rompió el espectacular cerco policial en Valencia, y se ocultó en Madrid y luego en Lisboa, donde las pistas indicaban que subió a un barco hacia Dublín. Las últimas investigaciones le situaban en Uruguay. Los que le conocen le describen como frío, calculador y cruel. Sus familiares y Miguel Ricart padecieron en más de una ocasión su violencia. - Fernando García. Padre de una de las víctimas, Miriam, y portavoz habitual de las familias. Ha criticado en numerosas ocasiones la instrucción del caso, convencido de que no se ha investigado a fondo. Defiende con insistencia que hubo más personas involucradas, e incluso alguna red de explotación de menores. Mauricio Anglés. Es uno de los hermanos menores de Antonio. 18 años. Fue investigado, pero no hay pruebas sobre una posible implicación. Neusa Martins. Madre de Antonio, conoció al padre de éste en un baile en Sáo Paolo (Brasil) cuando tenía 16 años. Hoy ronda la cincuentena y ha tenido nueve hijos. Cuando se descubrió el crimen, su trabajo de matarife de pollos era casi el único ingreso de su numerosa familia, muerto ya de cirrosis su marido, Enrique Anglés. Antonio la golpeó en una -ocasión porque no le daba dinero e intentó quemar el coche en el que ella se refugió cuando la echó de casa. José Miguel Bort. Primer juez instructor. Fue trasladado a Palma de Mallorca. Alicia Valverde. Juez. última responsable de la instrucción. Cerró el sumario el pasado mayo tras alegar que no había medios en España para analizar un pelo cano encontrado en uno de los cadáveres y que no corresponde a ninguno de los dos acusados. La Audiencia revocó su cierre, al demostrarse que la prueba sí podía realizarse. Una vez efectuada, y dado que no se ha dado con el dueño del pelo, el pasado lunes cerró de nuevo el caso. Luis Frontela. Forense sevillano designado por las familias de las víctimas. Basándose en los pelos hallados, afirma que participaron "terceras personas". Discrepa de algunos de los forenses designados por el juez. Ha actuado en diversos casos judiciales famosos, a menudo rodeado de polémica. Miguel Nicolás Cortona. Es el último sospechoso. 54 años. La prueba del ADN determinó que el misterioso pelo no era suyo. Enrique Beltrán. Fiscal jefe, 64 años. Dado que la prisión preventiva de Ricart por este caso acaba a finales de enero, quiere sentarle cuanto antes en el banquillo. Vicente Quilis. Abogado de Ricart. Cree que su defendido no estuvo en el lugar de los hechos y que los autores aún no han sido descubiertos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de noviembre de 1996