Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL UNDÉCIMA JORNADA DE LIGA

Capello y Robson cumplen 100 días

Los técnicos de Madrid y BarÇa colocan a sus equipos al frente de la Liga, pero no escapan a las críticas

Fabio Capello (50 años) y Bobby Robson (63) han cumplido esta semana 100 días al frente del Real Madrid y el Barça, respectivamente. Fueron contratados para iniciar una nueva etapa. A Capello se le ordenó encontrar un hueco al Madrid en Europa y Robson llegó para hacer olvidar a Johan Cruyff. En casi cuatro meses sus equipos comandan la Liga. A pesar de todos estos datos favorables las voces críticas han aparecido.JUEGO

Capello. No quiere que su Madrid se parezca en nada al del año pasado. Busca un equipo que presione, luche, y se deje la camiseta en el campo. Sólo cambia el once titular sí las lesiones le obligan. No le gustó el partido contra el Racing porque los jugadores tocaron el balón y jugaron lento. Tiene un equipo muy vertebrado, pero su fútbol no agrada a aquellos que apelan al espectáculo. Con Capello el Madrid no ha perdido.

Robson. No engaña: el resultado priva por encima de todo. Su once es fijo y sólo razones de fuerza mayor permiten alterarlo. La táctica es conservadora, pero Ronaldo ha roto todos los esquemas.

RONALDO

Capello. -El italiano no teme a Ronaldo. "En el Madrid tenemos tres o cuatro jugadores que son capaces de marcar. El Barcelona, en cambio, está supeditado a lo que haga el brasileño. La Liga es muy larga y pondrá a cada uno en su lugar". Sus goleadores son: Suker (8), Mijatovic (5) y Raúl (4).

Robson. Siempre que puede elogia a su equipo y dice que el Barca no es sólo Ronaldo. El equipo está diseñado para que el brasileño ejecute. Los datos son elocuentes: Ronaldo ha firmado 12 de los 33 goles del Barça.

CANTERA

Capello. Víctor, García Calvo, Fernando Sanz, Guti y Álvaro son los jugadores de la cantera con los que cuenta Capello. El club ha recibido ofertas por ellos, pero el técnico les ha declarado intransferibles. Ninguno tiene un puesto fijo en el equipo.

Robson: "Las estrellas tuvieron algún día 14 años. Por eso creo que los clubes inteligentes seguirán cuidando su fútbol-base pese a la ley Bosman". Su filosofia no se corresponde con su política. La quinta del Mini creada por Cruyff no tiene hueco en esta plantilla multimillonaria. Celades y Roger calientan casi más grada que banquillo e Iván de la Peña juega ahora menos que con Cruyff.

FICHAJES

Capello. No se conforma con nada. El Madrid se ha gastado para satisfacerle más de 4.000 millones. Con él han llegado Mijatovic, Suker, Illgner, Roberto Carlos, Seedorf y Secretario. Ha pedido a Karembeu, a Heriry y un lateral derecho. No cree que el Madrid con la plantilla que tiene pueda afrontar el reto europeo. Secretario está en venta.

Robson. No olvida su lista. El Barça ha invertido este año 5.000 millones de pesetas en fichajes, pero quiere al nigeriano Amunike y a Karembeu.

VESTUARIO

Capello. Prescindió de Quique Flores que osó cuestionar su método. El banquillo del Madrid, que podría tener algo que decir, calla en público. Milla, Cañizares y Buyo, relegados a un segundo plano, son los más críticos. El vestuario que comandó la quinta del Buitre es agua pasada. Sanchis es ya una vieja reliquia. Hierro y Mijatovic han tomado el relevo.

Robson. El del Barça es un vestuario desestructurado, con siete nacionalidades distintas y cinco idiomas. La marcha de Bakero dejará vacante la capitanía. La plantilla es tan extensa -25 jugadores- que muchos futbolistas apenas juegan. Son los casos de Cuéllar, Prosinecki o los canteranos.

DIRECTIVA

Capello. Tuvo dos encontronazos con Lorenzo Sanz en el mes de agosto. Al presidente no le gustó que el técnico argumentara que algunos de los fichajes no eran suyos y que dijera que no tenía plantilla suficiente. Presidente y entrenador, que se sepa, no han tenido desde entonces más diferencias. Eso sí, la directiva considera que Capello es insaciable a la hora de pedir jugadores.

Robson. Es un hombre de club. "A mí me pagan por tomar decisiones". No valen sentimentalismos posibles. La armonía entre el presidente Núñez y Robson es absoluta y ha suplido a la traumática relación que imperó en la era Cruyff. Un dato: dedicó la victoria del Barça ante el Espanyol a Núnez, que celebraba su cumpleaños. Robson hace algo que odiaba el holandés: cenar a menudo con Núñez y hablar con él de fútbol.

AFICIÓN

Capello. El Bernabéu está todavía impresionado por la llegada del técnico que llevó al Milan a la gloria. Pero en algunos sectores se oyen voces contrarias. El Madrid es efectivo, pero la afición quiere espectáculo. Con Capello dudan que alguna vez lo haya. Roberto Carlos, Mijatovic y Suker se han quedado con el cariño de la afición. Él, en cambio, cada vez está más contento.

Robson. Robson está orgulloso de su equipo y reniega de las críticas cuando es líder. La afición estaba acostumbrada a un hombre con el carisma de Cruyff y se encuentra ahora a un técnico que se lleva las manos a la cabeza cuando Ronaldo marca un gol antológico en Compostela. Algo no cuadra: se desdice con Pizzi -le quita de la lista por una cuestión de disciplina y le llama un día después- y perdona a Stoichkov por lanzar un penalti que no le correspondía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de noviembre de 1996