El abogado de las niñas que asaltaron un banco califica el robo de "trastada"

El abogado que representa a los padres de la niña de nueve años que junto a su hermana y dos primas, también menores, se apoderaron el pasado lunes de 1,3 millones de pesetas en un banco de Miranda de Ebro (Burgos), ha calificado lo ocurrido de "simple trastada". Los padres de la pequeña, tras prestar declaración en la comisaría de Burgos, se hicieron ayer cargo de la niña, quien debido a su edad no puede ser imputada en ningún delito, y regresaron a su lugar de residencia en Puertollano (Ciudad Real).De momento, contra los padres no pesa ninguna acusación, aunque no se descarta que como resultado de las investigaciones policiales terminen siendo imputados en el hurto e incluso detenidos. Sobre las otras tres niñas, con edades comprendidas entre los 12 y los 14 años, el juez de menores de Valladolid decidió ayer que permanecieran en el centro Zambrana, de esta provincia, dependiente de la Junta de Castilla y León, por estar inculpadas en el robo de la oficina de Argentaria.

La pequeña, de nueve años, abandonó el centro de menores Gregorio Santiago de Burgos en la noche del miércoles por decisión del fiscal jefe de la Audiencia Provincial, José Luis García Ancos. La niña fue reclamada por su padre, que acudió a la fiscalía con la letrada Encarnación Muñoz.

Pedro Torres, el otro letrado que se ha hecho cargo del caso, calificó de sensacionalistas las noticias que vinculaban a las menores con una banda organizada que ya ha actuado en otras ciudades de España, Francia y Bélgica.

Las niñas consiguieron su botín tras provocar un alboroto en la oficina bancaria, donde una de ellas entretuvo al director de la sucursal mientras la más pequeña se introducía en el habitáculo donde se guardaba el dinero.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS