Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Milagro

A últimos de agosto envié una postal, desde Huelva a Madrid, con la dirección incorrecta e insuficiente (no recordaba el número de la calle, equivoqué el código postal, etcétera).Pero eso sí, para orientar cartero hice un dibujito de zona a la que debía llegar postal, aunque me parecía casi un milagro que esto llegara suceder.Pues bien, el milagro ha ocurrido. Por eso, quiero felicitar los carteros que lo han hecho posible, porque han conseguido que se desvanezca un poco el pesimismo que siento ante todo lo que me rodea y además, me han hecho sonreír.

La fantasía no está reñida con la profesionalidad, y me encanta comprobar que hay personas que practican esto. Extiendo mi felicitación a todo servicio de Correos porque consta que éste no es un caso aislado.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de octubre de 1996