Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REPORTAJE

Futbolista pobre, futbolista rico

Ito, del Extremadura, es el jugador que menos gana de Primera, cuatro millones, y Romario el que más, 450

El fútbol español, convertido en una mina de oro, tiene sus parias a la hora de pasar por caja. Cada club cuenta con el pobre de turno, aunque algunos equipos, como el Extremadura, recién ascendido a Primera División, mete en ese saco a más de un jugador. Los 25 hombres de la plantilla de este equipo, el más modesto de la categoría, no alcanzan en conjunto a ganar en una temporada ni la mitad de lo que un solo futbolista, el brasileño del Valencia Romario, cobra al año.

Los 450 millones de pesetas de ingresos del brasileño suponen las dos terceras partes del presupuesto de esta temporada del conjunto extremeño, que es de 650 millones. Romario, en una semana, y aún le sobran días, gana más que Ito en un año. Este jugador del Extremadura tiene una ficha anual de cuatro millones. Es el jugador de Primera División con la cartera más ligera. "Es tan profesional o más que Romario", le defiende su presidente, Pedro Nieto, que lleva su alegato hasta insistir: "Seguro que vive más deportivamente que el brasileño".

Antonio Álvarez Pérez, Ito, sigue con el contrato de la anterior temporada:, cuando el Extremadura militó en Segunda. "La gente [por los jugadores del equipo] sabe que en esta casa no se les puede pagar más de lo que se les da", indicó su presidente, Pedro Nieto. El ascenso de categoría apenas ha tenido ventajas económicas para Ito. Su presidente reconoció que se le ha "respetado" el contrato firmado hace unas temporadas, con el equipo en otra categoría, "y, por tanto, está en vigor". La mayor recompensa monetaria para los jugadores del Extremadura llegó en concepto de prima de ascenso. Pero resulta que el club no dispone todavía del dinero.

"Nuestro presupuesto real para esta temporada es de 680 millones de pesetas, y les debemos a los jugadores otros 200 millones de la pasada, que corresponden a la prima establecida por el ascenso", aclaró el presidente del Extremadura. El jugador del conjunto extremeño que más gana, con 25 millones de pesetas, es Quique Estebaranz, un jugador trotamundos que ha pasado por el Atlético de Madrid, Racing, Barcelona, Tenefife y Sevilla, entre otros equipos de primera categoría. Pero Quique Estebaranz cobra gran parte de sus emolumentos a través de un contrato de imagen que tienen sus ventajas fiscales.

Las cantidades que ganan los jugadores menos afortunados chirrían con las cifras astronómicas que se barajan en el mundo del balón. Unos tan poco y otros tanto. El jugador que más gana en el Extremadura, los 25 millones de pesetas de Quique Estebaranz, es la cifra que cobran los más pobres del Barça, los canteranos de la fábrica de la casa. Incluso el hombre que menos cobra en el Atlético de Madrid, un suplente como su portero Ricardo, supera al mejor pagado del conjunto extremeño.

Hay clases a la hora de pasar por ventanilla. La condición de extranjero se cotiza bastante más El nombre, la fama y el pasaporte también se pagan. Extranjeros son quienes encabezan el ranking de los mejor pagados en la mayoría de los equipos de Primera División. Sólo hace falta repasar la lista: Romario (450 millones), Mijatovic (260), Rolando (250), Rivaldo (200), Almeyda (200) y Simeone (150), la misma cantidad con la que aparece un español, Alfonso (150), en el Betis.

Un extranjero, además, aparece en la otra acera, en la de los pobres, Milovanovic (18 millones), en el Deportivo de La Coruña, y con tantas reservas que es fácil sospechar que se trate del contrato oficial. Los futbolistas juegan, según los intereses, con las cantidades de los contratos casi tanto como con el balón. Las cifras oficiales figuran en los contratos que obran en poder de la Liga Profesional y de la federación, y otras cantidades son las que realmente engordan las cuentas bancarias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de octubre de 1996