Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Andorra se codea con la élite

El fútbol del principado prepara la próxima Copa de la UEFA y la Eurocopa del 2000

Andorra, un pequeño principado de 64.000 habitantes, está viviendo en una nube. La Federación Europea de Fútbol (UEFA) lo reconoció en junio como país integrante y esta misma semana lo ha incluido en sus competiciones internacionales. Andorra podrá tener a partir de la próxima temporada un representante en la Copa de la UEFA y, a nivel de selección, podrá participar en los Mundiales sub 18 y sub 17 de 1999 y la Eurocopa del año 2000. Para un país que tiene 1.050 licencias y tres campos de fútbol, no está muy claro si eso es un regalo del cielo o un rompecabezas."Asumimos que" nuestro nivel de fútbol es bajo" asegura Francesc Vila, presidente de la federación andorrana. "Pero haremos lo que podamos. Intentaremos competir dignamente en todas las categorías. Pensamos que esta salida que nos ofrece la UEFA creará nuevas perspectivas a los niños de nuestras escuelas de fútbol' , añade..

Sin embargo, este revulsivo puede resultar muy descorazonador si los resultados de los equipos andorranos en las competiciones internacionales acaban siendo escandalosas derrotas. "Yo no creo que ahora mismo haya ningún equipo en Andorra capacitado para disputar la Copa de la UEFA. Tal vez dentro de tres o cuatro años", señala Denis García Abella, presidente del CF Andorra, el club más potente del principado. "Pero yo no me atrevería a decir que el año que viene no habrá ningún equipo andorrano en la UEFA".

¿Cómo podrá competir este equipo con otros tan potentes como el Espanyol, el Tenerife, el Arsenal, el Borussia, el Valencia o el Bayern Múnich, implicados este año en esta competición? No hay una respuesta. Hablamos de un país que tiene una sola liga senior de 12 equipos y cuyos mejores jugadores están compitiendo en equipos de categoría regional en Cataluña. El club más potente del Principado, el CF Andorra tiene a su mejor equipo en la Segunda División B española, pero sólo uno de sus jugadores es de nacionalidad andorrana. Y curiosamente, este club no cuenta con ningún equipo en la liga de su país, cuyo nivel es aficionado.

El CF Andorra, que además tiene un equipo en Primera regional catalana, otro en Primera División Juvenil y otro en Primera División Cadete, mueve un presupuesto anual de unos 190 millones de pesetas, que se invierten en su mayor parte en el funcionamiento de una escuela a la que asisten unos 1.000 niños. Ahí puede estar el futuro. Pero el presente puede ser una pesadilla antes que un caramelo.Sin embargo, la federación de Andorra no lo ve de esta forma. Ha planificado ya el primer compromiso amistoso de su selección absoluta, contra Estonia el próximo 13 de noviembre, y su seleccionador, Isidre Codina, ha elaborado la primera lista provisional a partir de los 39 jugadores con los que cuenta: siete administrativos, siete estudiantes, un ascensorista, un envasador, un repartidor, un director de hotel y otras profesiones muy variadas. Pero ningún futbolista profesional.

La Federación Andorrana de Fútbol ha instalado su sede en un local de 50 metros cuadrados y tiene una sola secretaria y un presupuesto de 21 millones de pesetas. Sus licencias no superan las 1.050 y sólo el 30% de ellas son de jugadores de nacionalidad andorrana. No hay, pues, más de 3 50 jugadores entre todas las categorías que puedan jugar con la selección. Y las normas para adquirir la nacionalidad andorrana son muy estrictas: hay que ser residente de 25 años o residente de tres años y casarse con una andorrana.

Este último es el caso del ex barcelonista Lucendo, de 26 años, actual jugador del Tremp, que está tramitando su nacionalización.

Otros dos jugadores que resolverán en breve este problema son Antoni Rubio y Gerard Calvet. Uno de los mejores jugadores es Agustí Pol, que juega con el Gramariet. Y el mejor andorrano es Marc Bernaus, de 19 años, pero está en el Barcelona B y tiene la opción de ser internacional con España. Por tanto, Codina ya no cuenta con él.

Con estas coordenadas, el fútbol andorrano se prepara para afrontar sus grandes retos del futuro. A nivel de clubes, disputar la Copa de la UEFA a partir de la próxima temporada. A nivel de selección, confeccionar un equipo competitivo para el Mundial sub 17 y sub 18 de 1999, y otro que ofrezca garantías para evitar el ridículo en la Eurocopa del 2000. Puede que aquel año el dinero de los derechos de televisión haya convertido a Andorra en una selección solvente. Por el momento, es presumible que enfrentarse al principado será una cuestión anecdótica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de octubre de 1996

Más información

  • Su presupuesto es de 21 millones