Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REPORTAJE

Bélgica es el peligro

De los tres países del Benelux, sólo Bélgica está enfrascada en una guerra presupuestaria para lograr cumplir con la convergencia de Maastricht. El Gran Ducado de Luxemburgo no tiene problemas de ningún tipo. Lleva años cumpliendo los criterios de convergencia y es el único de los Quince Estados de la Unión que se permite el lujo de tener un déficit público cero. Holanda está en una cómoda posición. El Gobierno ha aprobado esta misma semana un primer proyecto de Presupuestos Generales sin grandes agobios y sin traumáticos recortes. Se ha permitido incluso el lujo de mejorar la fiscalidad de las empresas para atraer inversiones y medidas de estímulo para la industria. El panorama es muy distinto para los vecinos belgas. Aunque el déficit público se comporta bien (3,2% a final de este año), la deuda sigue descabalgada (133%). La batalla presupuestaria está pasando desapercibida porque el país sigue conmocionado por los crímenes del pederasta Marc Dutroux.

MÁS INFORMACIÓN

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 22 de septiembre de 1996

Más información

  • BENELUX