Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GOLPE A ETA

La fiscalía de la Audiencia Nacional tramita la extradición de Pototo por cuatro atentados

El teniente fiscal de la Audiencia Nacional, Eduardo Fungairiño, inició ayer los trámites legales para reclamar la extradición del dirigente etarra Julián Atxurra, Pototo, detenido en Francia, por su implicación en cuatro atentados cometidos en España entre 1986 y 1991. En dos de estas acciones fueron asesinados dos policías. El ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, puso todo el énfasis posible en destacar que el terrorista detenido era uno de los tres "pilares" de la cúpula de ETA. Todos los responsables políticos de partidos democráticos subrayaron la importancia de la operación contra la banda terrorista, en especial por la colaboración que están demostrando las autoridades policiales francesas.

Atxurra tiene abiertos cuatro sumarios en la Audiencia Nacional. El primero, por la colocación de un artefacto explosivo en Amorebieta (Vizcaya), que estalló el 3 de marzo de 1991 y no causó víctimas. El segundo, por el asesinato del policía Julio Sánchez Rodríguez, ocurrido el 28 de octubre de 1986 en Bilbao. El tercero, por el atentado contra el cuartel de Algorta (Vizcaya), el 13 de noviembre de 1986, en el que se produjeron cuantiosos daños materiales, aunque tampoco hubo víctimas. Para cometer ese atentado, Pototo había robado un coche a punta de pistola. El último, el asesinato del policía Manuel Fuentes Pedreira, ocurrió el 20 de mayo de 1986.El ministro del Interior no quiso polemizar sobre si el origen de la operación antiterrorista que llevó a la detención de Pototo se remonta al anterior Gobierno del PSOE o se fraguó ya con el PP. Eso sí, precisó que el operativo policial se había puesto en marcha hace ocho, semanas. "Los éxitos de las fuerzas de seguridad son los éxitos de toda la sociedad española. Un Gobierno es mezquino si trata de apropiárselos políticamente y una oposición es mezquina si tampoco es capaz de felicitar a las fuerzas de seguridad del Estado cuando actúan al servicio de un Gobierno", manifestó Mayor Oreja.

Cooperación determinante

El ministro concedió que el primer éxito contra la cúpula etarra del nuevo Gobierno del PP debía contabilizarse a toda la sociedad, incluido el anterior Ejecutivo socialista y la oposición. Entiende que esa cooperación es "determinante", "decisiva" y "trascendental" en la lucha contra el terrorismo. Tampoco ofreció ningún detalle sobre la operación policial. Adelantó, sin embargo, que el dispositivo seguía vigente y podría lograr nuevas detenciones.

Mayor se centró ayer en señalar la trascendencia de la detención de Atxurra. Comentó la importancia de que "el máximo responsable del aparato logístico de ETA haya sido detenido por las autoridades francesas en colaboración con las españolas". Agradeció esa cooperación, felicitó a ambas policías y añadió que Atxurra era uno de los tres miembros del comité ejecutivo de ETA y responsable de su estructura logística. Se refirió a la reciente escalada de atentados contra lugares turísticos en Andalucía y en la costa mediterránea para señalar que esos aparatos logísticos son básicos para organizar ese tipo de actuaciones.

Mayor Oreja indicó también que este golpe "va a tranquilizar y alegrar a muchas familias en la sociedad española". Aunque destacó que la detención de Pototo significaba de hecho la desarticulación de parte de la dirección de la banda terrorista ETA,. no, se atrevió a vaticinar cuál será el comportamiento futuro de la banda terrorista: "No somos adivinos. Sí puedo decir que el Gobierno va a continuar practicando la misma política. No sé, no soy adivino, no soy mago, qué va a hacer ETA. En ese sentido me preocupa sólo lo que nosotros podamos hacer más y mejor".

El primero que valoró el éxito de la operación antiterrorista fue el presidente del Gobierno, José María Aznar, que en los pasillos del Congreso expresó su satisfacción por el buen trabajo realizado.

Felipe González, ex presidente del Gobierno, comentó en ese mismo foro que "siempre es una buena noticia" la detención de un dirigente de ETA. El ex ministro del Interior del último Ejecutivo socialista, Juan Alberto Belloch, se felicitó por las detenciones y las consideró otra prueba de que "afortunadamente" la colaboración de España y Francia sigue funcionando.

El ministro del Interior francés, Jean-Louis Debré, recibió la felicitación directa de su primer ministro, Alain Juppé.

El portavoz del PNV en el Congreso, Iñaki Anasagasti, declaró que la detención de Pototo "es una mala noticia para ETA y buena para los demás". Pero advirtió: "Hay que trabajar para que no se regeneren".

El director general de la Guardia Civil, el popular Santiago López Valdivieso, atribuyó desde Palma de Mallorca gran parte del éxito al Gobierno del Partido Popular: "Desde nuestra llegada hemos potenciado toda nuestra infraestructura del servicio de información, tanto en medios materiales como humanos, porque es la clave para el desarrollo de la política antiterrorista".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de julio de 1996

Más información

  • Mayor Oreja resalta que esta detención deja a la cúpula de ETA sin uno de sus tres pilares