Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

ALGÚN DÍA TRABAJAREMOS JUNTAS

María Asquerino, una de las grandes del teatro español, vuelve a los escenarios para estrenar lo último de Benet i Jornet. Los ensayos se inician el lunes bajo la dirección de Manuel Ángel Egea, pero autor, director e intérpretes (otras tres mujeres: Gemma Cuervo, Encarna Paso e Isabel Gaudí) están enfrascados todavía en una entusiasmada discusión preliminar: ¡el título! Benet i Jornet propone Ese recuerdo, pero las actrices querrían algo menos solemne, tal como Algún día trabajaremos juntas, una frase que, además de aparecer en la representación, suelen emplear los actores en sus conversaciones amistosas. A ver cuando trabajamos juntos, es decir, un a ver si nos vemos, pero con voluntad de trabajo, pues no corren buenos tiempos para la profesión. No es la primera vez, por cierto, que María Asquerino es protagonista en una obra de Benet i Jornet. En 1980, en el teatro María Guerrero, cuando Núria Espert y José Luis Gómez dirigían el Centro Dramático Nacional, figuró en el cartel de Motín de brujas, que triunfó con lo que en los círculos teatrales se suele denominar un repartazo: Carmen Maura, Marisa Paredes, Julieta Serrano y el argentino Luis Politi, espléndido y existencial actor fallecido poco después.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de julio de 1996