Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TELEVISIÓN

Isabel Gemio 'plantó' a 2.000 personas, durante seis horas en una plaza de toros

San Sebastián de los Reyes

Más de 2.000 personas estuvieron esperando seis horas en las gradas de una plaza de toros a Isabel Gemio. Esta fue la última Sorpresa que protagonizó el programa de Antena 3 Sorpresa, Sorpresa en San Sebastián de Los Reyes (58.000 habitantes), desde cuyo teatro se realizaba en directo. "Nos engañaron" se queja Dolores Chacón, presidenta de la Asociación de Amigos de la Universidad Popular de San Sebastián; "llamaron a varias asociaciones para que asistiéramos a la plaza como homenaje del programa al pueblo y luego nos dejaron tirados allí desde las ocho de la tarde hasta las dos de la madrugada". "La gran fiesta" y la presencia de Gemio se quedó en una actuación de media noche.

El programa prometía una fiesta esta por todo lo alto, pero todo quedó en una pequeña orquesta, una efímera actuación de Los del Río y seis horas de frustración: "Nos dijeron que iba a haber rifas y premios y no hubo nada. También nos hablaron de una gran fiesta, pero las actuaciones comenzaron casi a las doce de la noche. Lo único que querían era tener la plaza llena al hacer la conexión", explica Chacón, que afirma que los integrantes del programa contenían al público prometiendo la aparición de Gemio y el inicio de la fiesta". Ninguna de las dos cosas ocurrió. Fuentes de Antena 3 explicaron que estaba previsto que Gemio acudiera a la plaza, llena en sus tres cuartas partes, "pero el directo obligó y ella no pudo hacer la despedida desde la plaza". Pero sí hubo fuegos artificiales a las 2.00 que ocasionaron una cascada de llamadas de protesta en la centralita de la Policía Local de San Sebastián, pese a que estaban autorizados por el Ayuntamiento. La cadena pidió disculpas públicamente.

Contrariados

No fue ésta la primera vez que los vecinos salieron contrariados del programa: "Nos dijeron que fuéramos a la grabación del último programa, qué sería como los otros", explica J. C. L., una de las invitadas. "Total que estuvimos desde las tres de la tarde hasta las diez de la noche delante de una pantalla de vídeo no de un programa en directo, con un sándwich y repitiendo tomas constantemente".Aquí no acabaron las sorpresas que San Sebastián de los Reyes se llevó de la mano de Isabel Gemio. En el segundo programa los vecinos encontraron la fuente cibernética del pueblo (que ofrece un espectáculo de agua y luz) vacía y cubierta por un escenario, y esa misma noche dos docenas de motos Harley Davidson atravesaron el pueblo ruidosamente, llegando a circular en dirección prohibida.

Sorpresa, sorpresa tomó la avenida Baunatal, una de las principales calles del municipio con sus camiones y unidades móviles y situó focos en la calle, cuya luz mantenía en vela a los vecinos próximos. Sus bailarinas ensayaban en la puerta del auditorio y sus guardias de seguridad impedían el paso por la calle a personas y coches: "Hubo problemas de tráfico porque los espectadores invadían la calzada frente a la puerta del teatro", asegura Pedro García, un vecino de la zona que afirma que "algunos días cortaron la calle por ambos lados, con lo que era imposible acceder a las viviendas y los aparcamientos".

Las quejas han llegado asiduamente a la Policía Municipal, aunque los vecinos no han presentado denuncias formalmente y el Ayuntamiento ase gura que la cadena ha pagado las tasas por ocupación de la vía pública y las actividades realizadas en la calle, así como los 11 millones del alquiler del teatro.

Dentro del teatro auditorio, la presencia del equipo obligó a trasladar todos los espectáculos a los fines de semana. La cadena aportó apoyo técnico y artístico a muchos de estos espectáculos. Fuentes de Antena 3 informaron que las únicas comunicaciones de los vecinos de San Sebastián al programa eran para pedir entradas, no para quejarse.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de julio de 1996

Más información

  • 'SORPRESA, SORPRESA' SE GRABÓ EN SAN SEBASTIÁN DE LOS REYES