Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MÚSICA

Respect hace sonar el calor del nuevo 'soul' español

El soul español de ahora tiene un referente ineludible en Respect, un nutrido combo que se prodiga poco por los escenarios de Madrid, a pesar de que sus conciertos tienen siempre una excelente acogida en esta ciudad. Hoy les toca mostrar sus nuevas canciones en El Sol, con los Watchout de teloneros. Extraído el nombre de uno de los más famosos temas del soul clásico, Respect se nutre de enamorados de la música de baile negra y sudorosa. Tienen dos discos en el mercado en los que se mezcla, casi a partes iguales, el castellano y el inglés. El segundo se llama Move on up, como el viejo éxito de Curtis Mayfield, personalidad casi sagrada, única e irrepetible de la historia del soul y venerada por cualquiera que se adentre en los vericuetos del género. Gracias a este disco, Respect consiguió que el soul español se tomara en serio, ante la avalancha de grupos que sólo intentaban copiar los patrones menos avanzados.No debe ser fácil aunar sentimientos cuando se trata de un grupo tan numeroso. Respect es casi un equipo de fútbol sobre el escenario y, para colmo, en sus actuaciones suele contar con alguna sorpresa extra, pero funciona como una precisa máquina de elaborar buen soul. En el de esta noche cantará una canción la actriz Najwa Ninri, pareja del cineasta Daniel Calpasoro y protagonista de Salto al vacío, que colaboró con ellos en su último disco, pero que ahora se dedica plenamente al cine, y el músico madrileño Fernando Martín, componente de Desperados y Neville Brothers.

A su peculiar soul de siempre, Respect ha añadido las últimas tendencias del baile. Es decir, se atreven a meter parrafadas rap en algunas composiciones y, en líneas generales, suenan más funkis. Una versión del célebre Hihgway to hell, pasada por el soul, del grupo heavy australiano AC/DC, será uno de los platos fuertes de esta noche.

Respect actúan hoy en El Sol (Jardines, 3, metro Sol y Gran Vía). A las 23.30. 800 pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de julio de 1996