El Club Cantabria exige que el 'caso Bosman' se aplique al balonmano

La Federación Española de Balonmano no reconoce la profesionalidad de sus equipos ni está dispuesta a aplicar la sentencia del caso Bosman para la próxima temporada. Tal actitud ha provocado enfrentamientos entre los clubes que componen la Liga Asobal y calentado el ambiente previo a la asamblea del balonmano español que se celebrará mañana.El Club Balonmano Cantabria, antiguo Teka Cantabria, anuncia ya, a través de su presidente, Tomás Franco, que no hará caso a las pretensiones federativas de intentar que el balonmano no se vea afectado por el caso Bosman: "Si se mantienen esos planteamientos, pediremos la suspensión cautelar del inicio de la Liga y recurriremos a los tribunales ordinarios

La normativa, que encubre un falso profesionalismo, se presenta a la asamblea propugnada por la Federación que preside Domingo Bárcenas, cuenta con el apoyo de la Asociación de Jugadores y ha sido consultada previamente al Consejo Superior de Deportes.

El Club Cantabria se muestra sorprendido y se siente muy perjudicado. Cuenta en sus filas con dos jugadores considerados extranjeros (Jakimovic y Kiselev) y otros dos comunitarios (Mats Olsson y Jorgenssen).

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0027, 27 de junio de 1996.

Lo más visto en...

Top 50