Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cumbre policial para prevenir la campaña de ETA contra el turismo

Los responsables de las brigadas de Seguridad Ciudadana de todas las provincias españolas mantendrán mañana una reunión en Madrid para coordinar sus actuaciones de cara a una "previsible oleada" de atentados de ETA contra "intereses turísticos y objetivos de gran repercusión social", según fuentes policiales. La cumbre, que se celebra todos los años desde la primera campana que sembró de bombas las costas mediterráneas, en 1991, tendrá lugar dos días antes de que acabe la tregua de una semana abierta por los terroristas.La reunión servirá para ultimar la Operación Verano 96, en la que miles de agentes van a reforzar las plantillas de las principales ciudades costeras, a partir del próximo lunes, en previsión de una nueva campaña de ETA.

El director general de. la Policía, Juan Cotino, lleva cerca de un mes manteniendo reuniones con los gobernadores civiles y alcaldes de las zonas turísticas para evaluar las necesidades de protección. Sólo en Almería, Granada y Málaga se establecerán más de 500 policías de otras provincias para reforzar la vigilancia. Pese a este refuerzo, la Delegación del Gobierno insiste en que "no hay constancia" de que un comando terrorista esté instalado en

Andalucía.

Esta operación policial viene precedida de otra, denominada Acebo, en la que agentes de las Unidades de Intervención Policial (UIP) están deteniendo vehículos con matrículas con determinadas numeraciones y procedencias para comprobar el troquel (letras y números de serie que figuran al borde de la placa). Intentan localizar matrículas dobladas (réplicas de las de otros coches), que son las que usa ETA en los vehículos de sus atentados.Cotino participó ayer en una reunión, presidida por el secretario de Estado de Seguridad, Ricardo Martí Fluxá, en la que siete altas Instituciones del Estado recibieron instrucciones para poner en marcha un nuevo Plan de Seguridad que aplicará las medidas incluidas en el protocolo que se adoptó tras el atentado de ETA contra el juez José Antonio Jiménez Alfaro en la Audiencia Nacional.

Seguridad institucional

Según el acuerdo, además de en la Audiencia, habrá un jefe de seguridad único para cada institución en las sedes de los tribunales Supremo, Constitucional y de Cuentas, el Consejo General del Poder Judicial, el Defensor del Pueblo y el Consejo de Estado.

Entre las funciones de este coordinador policial figurarán la ejecución de un plan integral de seguridad, la delimitación del perímetro de seguridad exterior y el establecimiento de un control de los accesos de personas y envíos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de junio de 1996