Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiesta para celebrar el permiso de una presa acaba a tiros

La fiesta para celebrar los seis días de permiso de una presa acabó anteanoche a tiros. Unas cien personas festejaban a última hora del martes en el poblado de chabolas de la calle de Mauricio Legendre (distrito de chamartín) los días fuera de la cárcel de la esposa de José N. F., de 42 años, cuando apareció en el festejo un familiar de la mujer que no estaba invitado. El intruso, Miguel C. C., de 40 años, está considerado por la mujer y su marido como el culpable de la detención de la mujer. Al observar que no era bien recibido, Miguel C. C. abandonó la fiesta. Pero a las pocas horas, y tras parar en un bar cercano, volvió.A partir de ese momento la fiesta se convirtió en una multitudinaria riña en la que sillas y palos fueron las armas. En plena pelea uno de los invitados sacó una pistola y efectuó dos disparos al aire. Al escuchar los tiros todos los participantes en la riña salieron en desbandada.

Un vecino avisó alarmado a la policía que, al llegar al lugar sólo encontró a Miguel C. C. en el suelo y con un fuerte traumatismo craneal. El herido, que no quiso ir a un hospital, dijo que se había caído y no presentó denuncia. La policía, sin embargo, detuvo a José N. F., que tras declarar quedó en libertad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de junio de 1996